Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Recluso de la cárcel La Tramacúa se cosió la boca en señal de protesta para exigir traslado

Se trata de Jhon Cárdenas, exjefe de sicarios de Ibagué, quien también se declaró en huelga de hambre "por falta de garantías de seguridad".

CÁRCEL TRAMACÚA.jpg
Cárcel 'La Tramacúa', ubicada en Valledupar.
Foto: cortesía

Tal como lo anunció en una carta a puño y letra que envió hace una semana a la Personería, una vez más el condenado Jhon Keneber Cárdenas Murillo se cosió la boca y comenzó una huelga de hambre en la cárcel La Tramacúa de Valledupar, en señal de protesta para exigir “el traslado a otro centro penitenciario que tenga pabellón especial de seguridad”.

Cárdenas, conocido como el exjefe de sicarios en Ibagué, está pagando condena en el pabellón 12 de la Tramacúa, un espacio al que fue trasladado tras varias solicitudes que él mismo había hecho para que le garantizaran su seguridad, ya que en preacuerdos con la Fiscalía ha confesado varios casos que involucran a otras personalidades.

Publicidad

Allí en La Tramacúa se encuentra junto algunos sindicados de la Primera Línea y otras personas procesadas por el atentado al expresidente Iván Duque; sin embargo, está en un pabellón que apenas está en adecuación y donde, insiste, teme por su vida.

"Él todo el tiempo nos ha manifestado a nosotros y a los entes de control las presuntas amenazas que tiene al interior del establecimiento, dadas las informaciones que él maneja y las pruebas que ha venido entregando", dijo Ciro Pérez, funcionario de la Personería de Valledupar, delegado para temas carcelarios y penitenciarios del municipio.

"Es un interno que siempre está con cierto grado de paranoia porque dice que en cualquier momento le pueden hacer daño", sostuvo Pérez.

Antes de ser enviado a la Tramacúa en 2018, Cárdenas estuvo recluido en otras cárceles del país. Ahora, la decisión de si es o no nuevamente trasladado está en manos del Inpec.

Publicidad

Además de la falta de garantías de seguridad, Cárdenas se queja de la mala prestación en los servicios de salud y alimentación, problemas que ya han sido denunciados públicamente por los demás privados de la libertad y sus familias.

Escuche el podcast Sin Tabú:

Publicidad

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.