Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Suscríbase y reciba las historias y los hechos que son noticia en Colombia y el mundo
Activar
No activar

Publicidad

Calixto Ochoa, uno de los últimos juglares

Como todo juglar que se respete, Calixto Ochoa no fue la excepción en componerle a la muerte, cantó cómo sería la 'vida' de sus seguidores luego del deceso.

13780_franz
franz
Calixto Ochoa - Foto: Twitter @Calixto8a

Como todo juglar que se respete, Calixto Ochoa no fue la excepción en componerle a la muerte, cantó cómo sería la 'vida' de sus seguidores luego del deceso.

 

Narró que tuvo un sueño triste en donde presenciaba su cadáver y eso tuvo un misterio porque amaneció grave. Señaló que el día que muriera el negro Calix quedaba de luto el Valle, se sentiría el vacío, el lamento y el comentario sería: tan bueno que fue el difunto. Se trató de un sueño raro y triste donde la muerte lo llamó pero él le dijo que lo dejara vivir otros años y a fe lo dejó. Esa es la crónica musical de Un Sueño Triste, hoy no solo lo lloran y se enlutan su morena y su acordeón sino todo el folclor.

 

Publicidad

 

Una de las preguntas que para muchos quedó sin descifrar, luego de la muerte de Calixto, fue: ¿qué será lo que quería el negro? El Negro rabioso que desarropaba a la negra que se abrigaba de pies a cabeza. Ese es el principal gancho y acertijo de El Africano, uno de los relatos jocosos compuesto por el juglar, canción de un ritmo pegajoso que ha sido grabada por varios conjuntos y orquestas en el planeta. Son más de cien las creaciones musicales de Calixto que se pasean por el mundo haciendo historia.

 

 

Publicidad

Calixto Ochoa Campo nació en 1934 en Valencia de Jesús a pocos kilómetros de Valledupar pero desde muy temprana edad se fue a vivir a Sincelejo, de ahí que muchas de sus creaciones estén más ligadas a los ritmos sabaneros que a la música del Cacique Upar. Eso no fue óbice para coronarse con todos los honores rey vallenato en 1970, triunfo sin objeciones y con mucho respaldo popular luego del malestar que se generó en el segundo festival con la elección de Colacho Mendoza.

 

La multiplicidad de historias y ritmos son dos de los hechos más destacados de Calixto en su faceta musical. Creo vallenatos clásicos, Charangas, vals, porros, fandangos, pasebol, tamboreros y muchos otros del Caribe. Algo en lo que fue pionero y profesor es en las historias picarescas como El Africano, Compae Remanga, Calabacito alumbrador, La obligona, El asensorista y otras, varias de las cuales las popularizó al lado de Los Corraleros de Majagual. Del vallenato clásico se destacan Martha, Lirio Rojo, La Llanerita, Todo es para ti, Sueño Triste y El Mundo. Murió Calixto pero su música perdurará y por los siglos de los siglos le seguirá dando la vuelta al mundo.

 

Por Luis Oñate Gamez, corresponsal de Blu Radio en Santa Marta

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO