Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Suscríbase y reciba las historias y los hechos que son noticia en Colombia y el mundo
Activar
No activar

Publicidad

A la intemperie: familiares esperan noticias sobre salud de heridos en Tasajera

Decenas de personas permanecen a las afueras de las clínicas en Barranquilla, rogando por la salud de sus parientes.

370209_BLU Radio // Clínica Reina Catalina de Barranquilla // Foto: BLU Radio
BLU Radio // Clínica Reina Catalina de Barranquilla // Foto: BLU Radio

En el suelo, recostados a cualquier pared y alimentados solo por la fe permanecen los familiares de aquellos heridos en Tasajera que fueron trasladados a Barranquilla. Pasaron la noche a la intemperie, a las afueras de las cuatro clínicas donde están siendo atendidos sus seres más queridos, como el caso de Janeth Muñoz, una ama de casa con la esperanza intacta de que su hijo David se salvará.

Convierta a BLU Radio en su fuente de noticias

“Mi pelaíto tiene quemaduras de tercer grado, parte de los riñones y los pulmones los tiene fregados, entonces cómo me voy a ir para la casa, si vivo lejos y aquí no tengo plata ni tampoco adónde ir.Estamos aquí sin probar bocado, pero estamos con Dios”, expresó acongojada la mujer.

Lea también: Caso camión cisterna en Tasajera, un reflejo de la Colombia olvidada

A David lo sorprendió la tragedia cuando venía de pescar, pues a sus 19 años le toca rebuscarse durante el día en el mar de Tasajera, antes de ir a validar sus estudios de bachillerato por las noches. Dijo que salió herido por rescatar a sus amigos.

“Él me dijo: mami, yo no pensé que a mí me fuera a pasar esto solo por tratar de colaborarles, porque yo los veía ahí quemados”, recuerda Janeth.

Publicidad

Lea también: Trasladan al Antlántico a 18 heridos de la tragedia de Tasajera

En la Clínica Reina Catalina de Barranquilla también es atendido Gilberto Fernández, un mototaxista de 42 años y padre de tres hijos que hoy lucha por vivir para conocer a los tres nietos que están a punto de nacer. Aun sin poder comer ni dormir, su hermana Cecilia nos dice optimista:

“Él tiene quemado un 90 por ciento del cuerpo, ahora nos dijeron que tiene comprometido un riñón, pero nosotros tenemos mucha fe en Dios”, expresó Cecilia a BLU Radio.

Los pacientes hospitalizados en el Atlántico son hombres entre los 16 y 45 años, que hoy se aferran a la vida, a pesar de sus quemaduras de tercer grado.

 

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO