Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Las cascadas del Pacífico que el conflicto armado escondió durante 10 años

Ubicadas en Bahía Málaga, las ‘Tres Marías’ fueron privadas para los humanos. Hoy son ejemplo del turismo responsable.

Dicen que la selva esconde secretos, historias y misterios que, si se encuentran, se hacen verdaderos tesoros que dejan paralizados los sentidos.

Bahía Málaga, en el Pacífico colombiano, no es ajeno a esto. Declarado como Parque Nacional Natural en 2010, guarda en sus 47.000 hectáreas de mar y bosque la magia que solo dan 1.396 especies de animales, 60 de ranas, 52 de serpientes y 25 lagartos.

Sin embargo, esta zona también recibió los azotes de la violencia de ese conflicto que duró más de 50 años en el país, que obligó a cerrar algunos espacios que eran visitados por los turistas internacionales, pero que hoy se vuelven a abrir para abrazar a los curiosos.

Lea también: Bahía Málaga: el lugar donde se enamoran y se aparean las ballenas jorobadas 

Un ejemplo de esto son las cascadas de ‘Las Tres Marías’, unos espejos de agua dulce que, a tan solo diez minutos en lancha desde Juanchaco, brotan desde la selva para unirse a las aguas místicas del Pacífico.

“Pasaron 10 años para que estas cascadas pudieran reabrirse al público pues sus cercanías con la base de la Armada Nacional en tiempos de guerra hacían de este espacio una zona roja”, dijo Wilson García, vocero de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC.

Publicidad

Con una profundidad de hasta cuatro metros y toboganes naturales que conectan directamente con el mar, estas cascadas pasaron, con el paso de los años, de tener tres piscinas a más de 12 gracias a la magia de la naturaleza.

“Hemos trabajado en coordinación con las autoridades que prestan la seguridad, como también con las comunidades nativas de la zona que realizan el turismo responsable al ser capacitadas por la CVC y Parques Nacionales”, precisó García.

El funcionario agregó que: “El Pacífico siempre será un destino cultural, biodiverso y por supuesto social, ya que la oferta es amplia al tener visita a los manglares, senderos, en los bosques y piscinas naturales como estas, de agua dulce, para aquellos que buscan aventura y contacto con la naturaleza”.

Es que Bahía Málaga también es cuna de miles de corales y octorales, ocho especies de tiburones que se encuentran en mar abierto que suelen nadar acompañados de 22 especies de mantarayas y 348 especies de peces óseos.

“La oferta no es poca, muchos pueden caminar horas, kilómetros y viajar días para encontrar tesoros vírgenes como estos. Aquí en el Pacífico solo hay que viajar dos horas en carro desde Cali y unos cuantos minutos en lancha”, concluyó García.

Es así como el Pacífico se abre como la gran puerta de la felicidad de quienes aman la naturaleza, la aventura y la adrenalina.

Publicidad

 

 

 

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias