Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Paciente con COVID-19 se enteró que enfermera que la atendió es su hermana perdida

Las mujeres son hijas del mismo padre, pero nacieron de madres diferentes.

373005_Paciente_coronavirus // Foto: Referencia AFP
Paciente_coronavirus // Foto: Referencia AFP

La conmovedora historia ocurrió en Nebraska, Estados Unidos, donde un reencuentro inesperado se dio gracias al virus del coronavirus.

Los hechos ocurrieron en junio en un centro de rehabilitación, donde Bev Boro, ayudante de meditación estaba revisando su lista de pacientes y se sorprendió al ver el nombre Doris Crippen, pues le resultó familiar.

Le puede interesar: El coronavirus no nació en un mercado de Wuhan: viróloga Li-Meng Yan

“Soy la persona más feliz del mundo. No puedo creer que finalmente haya encontrado a mi hermana”, expresó Crippen, la mujer que fue internada por coronavirus.

Según relató Infobae , Boro no había visto a su hermana mayor en más de 50 años, pues fueron separadas cuando eran pequeñas porque el estado de Nebraska consideró que sus padres no estaban en condiciones para cuidarlas a ellas y a sus hermanos.

¿Cómo se dio el encuentro?

Publicidad

Convierta a BLU Radio en su fuente de noticias

"En un inicio, Doris pensó que tenía una gripe, por la cual pasó varios días en cama sintiéndose exhausta y enferma. “Me fui debilitando cada vez más”, narró. Hasta que un día, mientras tomaba un vaso de agua en su apartamento de Omaha, cayó de la cama y se sintió demasiado débil como para levantarse del suelo”, narró el periódico.

Después de sentir dichos síntomas, Crippen fue llevaba al hospital y una prueba arrojo resultado positivo para COVID-19, según contó el medio.

Para su posterior recuperación fue enviada a Dunklau Gardens, un centro de rehabilitación y residencia de ancianos en Fremont, allí Boro había trabajado durante más de dos décadas.

Boro y Crippen son hijas del mismo padre, pero nacieron de madres diferentes.

Ambas crecieron en Nebraska y conocían sus nombres.

Publicidad

Pasaron años buscándose, pero no habían logrado contactarse, “cuando vi el nombre de Doris en la pizarra de pacientes , me puse muy nerviosa (…) Mi corazón se aceleró” dijo Boro.

“Desde que se reencontraron el 27 de junio, las mujeres han pasado tiempo juntas regularmente, compartiendo historias y recuperando el tiempo perdido”.

 

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO