Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Suscríbase y reciba las historias y los hechos que son noticia en Colombia y el mundo
Activar
No activar

Publicidad

Así fue el proceso para hallar restos de Miguel de Cervantes Saavedra

El médico forense y espeleólogo Francisco Etxeberria Gabilondo, coordinador del grupo que encontró los restos de Miguel de Cervantes Saavedra, explicó...

tmp_1599671455372.jpg

El médico forense y espeleólogo Francisco Etxeberria Gabilondo, coordinador del grupo que encontró los restos de Miguel de Cervantes Saavedra, explicó en entrevista con Mañanas BLU cómo fue el proceso para lograr el hallazgo.
 
Contó que los restos del escritor del Siglo de Oro español Miguel de Cervantes, autor del Quijote, aparecieron en la cripta de un convento de Madrid.
 
“Los encontramos en Madrid en el barrio de Las Letras”, manifestó Etxeberria.
 
Además, confesó que los huesos del cuerpo de Cervantes estaban mezclados con los de al menos 16 personas.
 
“Cuando se decide construir otra iglesia, lo que se hace es arrastrar en un paquete todos los huesos que estaban enterrados en la otra iglesia y es ahí donde coincide la cuestiona porque esos huesos son de no más de 16 personas”, manifestó el forense.
 
Aunque el coordinador del grupo que encontró los restos de Cervantes aceptó que como el escritor no tuvo descendencia, “no se puede comparar el perfil genético de sus huesos y esquirlas de huesos”, aseguró que "son muchas las coincidencias y no hay discrepancias".
 
“La verificación con técnicas científicas genéticas no se va a poder hacer, pero el resto de la verificación que hemos hecho con elementos científicos que vienen de otras disciplinas nos lleva a decir que hay muchas coincidencias y no hay discrepancias”, agregó Etxeberria.
 
Etxeberría también reconoció que no se han podido rastrear indicios de las heridas sufridas por el escritor en la batalla de Lepanto.
 
En la batalla naval de Lepanto, que la Santa Liga formada principalmente por España, Venecia y la Santa Sede ganó a los turcos en 1571, Cervantes recibió dos heridas de arcabuz en el pecho y una en la mano izquierda, que le quedó inútil, por lo que fue conocido como "el manco de Lepanto".
 
"No hemos podido verificar esa circunstancia porque el nivel de conservación del hueso no lo ha permitido, no hemos podido descubrir ningún síntoma de patología traumática", dijo el antropólogo.
 
Aunque los restos hubieran estado bien conservados para las pruebas de ADN, la única descendencia actual de la familia de Cervantes proviene de su hermano Rodrigo "y después de doce generaciones el ADN que pudiera tener en común con Cervantes es mínimo", había afirmado entonces el historiador Fernando de Pardo.
 
Con AFP

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política.
ENTENDIDO