Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Suspensión de bombardeos no disminuyó intensidad del conflicto: Cerac

El Centro de Recursos para el Análisis del Conflicto, conocido con las siglas de CERAC, dice que la suspensión de bombardeos decretado por el Gobierno...

tmp_1599671455372.jpg

El Centro de Recursos para el Análisis del Conflicto, conocido con las siglas de CERAC, dice que la suspensión de bombardeos decretado por el Gobierno no ha disminuido la intensidad del conflicto.
 
Desde el anuncio del presidente Santos de suspensión de los bombardeos a campamentos de las Farc (10 de marzo de 2015), el CERAC registró 5 acciones ofensivas violatorias del cese unilateral de las Farc: 2 emboscadas y 2 hostigamientos a tropas del Ejército, así como el incendio de un vehículo de transporte público.
 
Estos hechos ocurrieron en Arauquita (Arauca), Calamar (Guaviare), Santander de Quilichao (Cauca), Saladoblanco (Huila) y Chaparral (Tolima). En estas acciones murieron dos soldados y fueron reportados heridos un civil y 12 soldadosVea también:  En un mes iniciará desminado en Antioquia y Meta
 
En este mismo periodo fueron registrados 13 combates con participación de las Farc (dos de ellos con iniciativa del grupo guerrillero) localizados en los departamentos de Antioquia, Caquetá, Cauca, Guaviare, Huila, Meta y Tolima. En ellos murieron 5 guerrilleros y 6 soldados; además resultaron heridos 1 civil, 9 soldados y 5 guerrilleros.
 
Si bien los niveles de actividad de las Farc continúan siendo los más bajos desde que contamos con registros (mediados de 1984), estas acciones representan un aumento sustancial de la actividad violenta atribuible a las FARC en el marco del cese unilateral, pues la mitad de tales acciones se registraron en el último mes. Vea también:  Víctimas del conflicto celebran prorroga de no bombardear a las Farc
 
Dado que las acciones referidas no supusieron en ningún caso concentración de tropas por parte de las Farc, es posible afirmar que el uso de la fuerza aérea (bombardeos) no hubiese sido requerido en tales casos, por lo que la suspensión de los bombardeos no causó una pérdida táctica de ventaja militar, ni una reducción de la capacidad de protección por parte de la Fuerza Pública.
 
Tampoco el aumento en la violencia perpetrada por las Farc implica que las acciones guerrilleras fueran disuadidas por el uso de bombardeos antes de su suspensión, por lo cual el anuncio presidencial de mantenerla es consistente con la situación actual de seguridad relacionada con el conflicto.
 
Sí es notorio que la suspensión de tales bombardeos por lo menos no contribuyó a un mayor cumplimiento del cese al fuego autoimpuesto por parte de las Farc, como esperábamos en nuestro anterior análisis en la materia.
 
Finalmente, el cumplimiento de la suspensión ha sido completo por parte de la Fuerza Pública colombiana. Pese a que en el anuncio de suspensión de los bombardeos, el Presidente aclaró que "En todo caso no vamos a renunciar a los bombardeos si vemos una amenaza inminente sobre una población".
 
Si bien la Agencia de Prensa Rural señala que el pasado 3 de abril en Anorí, Antioquia, luego de un combate entre el Ejército y las Farc, unidades aéreas bombardearon a los guerrilleros, sin que se reportaran víctimas, estos hechos no han sido corroborados por otra fuente ni por las autoridades, y puede tratarse del uso de artillería y no de bombas.
 
En múltiples reportes sin evidencia documental comprobada también se ha mencionado que en zonas de operaciones militares en Tolima, Meta, Cauca y Norte de Santander se han utilizado bombas, pero es muy probable que se trate del uso de artillería o de fuego de ametralladoras desde aeronaves. Este común error en el reporte de eventos de conflicto por parte de fuentes de prensa, sociedad civil o fuerza pública, puede generar dificultades en materia de comunicaciones al Gobierno.
 
Aumenta el nivel de violaciones al cese unilateral del fuego de las Farc.
 
En 110 días de cese al fuego unilateral declarado por las Farc, CERAC ha registrado diez acciones ofensivas violatorias que cuentan con evidencia documental que permite atribuirlas a este grupo guerrillero. Tras un cumplimiento completo hasta el día 8 de febrero, hemos registrado un aumento de las violaciones, sin que el nivel de actividad de las Farc deje de estar en mínimos históricos.
 
Gráfica 1. Acciones unliaterales y combates con particiapación de las FARC - 2014-2015 (mensual). 
 
Las violaciones incluyen cinco hostigamientos y dos emboscadas contra la Fuerza Pública, dos amenazas con constreñimiento a civiles y un incendio de un vehículo de transporte de pasajeros, en las cuales se reportó un integrante del Ejército muerto, además de un civil y nueve integrantes de la Fuerza Pública heridos. Tales acciones han estado localizadas en los departamentos de Arauca, Cauca, Chocó, Guaviare, Huila, Nariño, Tolima y Putumayo.
 
 
Este nivel de acciones violentas de las FARC (menos de una por día) constituye el menor promedio de actividad armada de las FARC desde 1984. Los niveles de victimización atribuibles a las FARC también son los menores observados en la historia del conflicto armado interno. En este período el principal responsable de las acciones violentas en el marco del conflicto ha sido el ELN (78%, 35 de 45 acciones violentas), que ha aprovechado este espacio para arreciar su actividad.
 
Gráfica 2. Acciones unliaterales y combates con particiapación de las FARC. nov 2014 – abr 2015 (semanal)
 
Durante las dos últimas semanas, período de cubrimiento de este semanario, se registraron tres nuevas acciones ofensivas violatorias del cese autoimpuesto por el grupo guerrillero. La primera fue registrada en Santander de Quilichao, Cauca, en donde guerrilleros del frente 6 hostigaron a un grupo de militares que prestaban seguridad en la vía Panamericana; no se reportaron víctimas en el ataque.
 
La segunda acción se registró en Arauquita, Arauca, en donde un guerrillero atacó, con arma de fuego, a un grupo de soldados, lo que dejó heridos un civil y un integrante del Ejército. Por último, una tercera acción ofensiva fue registrada en Chaparral, Tolima. En la acción, guerrilleros del frente 21 hostigaron a un grupo de soldados, hecho que generó un combate. Allí fueron reportados cinco uniformados heridos.
 
 
Adicionalmente, desde el inicio del cese unilateral se han registrado 38 eventos con posible participación de las FARC, que serían eventos violatorios del mismo, pero que están pendientes de verificación por parte de las autoridades: 12 acciones unilaterales (3 de ellas dirigidas únicamente contra la Fuerza Pública y 9 contra la población civil) y 26 combates con la Fuerza Pública en los que no se ha podido establecer la iniciativa de los hechos. CERAC no ha logrado establecer con fuentes en terreno la responsabilidad de las FARC en estos casos; en los municipios donde ocurrieron operan otros grupos armados, principalmente el ELN.
 
En dichos eventos sin atribución verificada, murieron 25 personas: 3 civiles, 9 miembros del Ejército y 15 guerrilleros; y resultaron heridas 36 personas: 1 civil, 6 miembros del Ejército, 6 policías, 1 integrante de la Fuerza Aérea y 8 guerrilleros.
 
La dinámica de las FARC durante el cese unilateral: la controversia sobre las cifras.
 
Lo anterior contrasta con la denuncia del Centro Democrático sobre el deterioro en algunos indicadores de seguridad en el período 2010 al 2014, según las cifras que dio a conocer el Ministerio de Defensa en este mes.
 
Este partido destacó que en dicho período ha aumentado la voladura a oleoductos en un 355%; la voladura de puentes, 300%; la explosión contra instituciones militares, 120%; el hostigamiento a la fuerza pública, 69%; la extorsión, 262%; los retenes ilegales, 64%; y los actos terroristas dispersos, 62%. Si bien estas cifras son verídicas según declaraciones del Viceministro de Defensa, no recogen la tendencia positiva en materia de seguridad que se viene presentando durante el período de cese unilateral autoimpuesto de las FARC.
 
Por ejemplo, en materia de ataques contra la infraestructura, en un semanario anterior referimos una gran reducción durante el cese al fuego, que ya estuvo precedida por una reducción previa.
 
 
Escuche en este audio más información sobre las siguientes noticias:
 
-Seguimos atentos de la movilidad en Bogotá tras las manifestaciones de taxistas esta madrugada por el asesinato de uno de sus compañeros.
 
-La Superintendencia de Industria y Comercio dará a conocer la sanción que le impondrá a dos de los más grandes molinos de arroz en el país. Se trata de Arroz Florhuila y Arroz Roa, quienes tendrían que pagar una millonaria multa por haber influido en el aumento sustancial del precio del grano en las últimas semanas.
 
-Con pitos en la mano, varios ciudadanos ya están listos para darle una sanción social a los bogotanos que ingresen a Transmilenio sin pagar. Con esta iniciativa se busca que quienes cometan este acto sientan vergüenza por lo que están haciendo. Esto se suma a las sanciones económicas que está contemplando el distrito, con multas de hasta 220 mil pesos.
 
 
-La población de Tibú, en Norte de Santander, está cumpliendo nueve días sin agua porque sus afluentes siguen contaminados por un derrame de crudo. Las autoridades declararán la alerta amarilla, porque se prevé que la suspensión continuará durante algunos días más.
 
-Al menos once personas han muerto en medio de un ataque del grupo islamista Al Shabab en la sede del Ministerio de Educación de Somalia en Mogadiscio.
 
-El nuevo presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, reconoció que no puede hacer promesas frente a la posible liberación de las 219 niñas que permanecen secuestradas por el grupo terrorista Boko Haram hace un año, porque hay muy poca información de su paradero.
 
-Los bancos del país dicen que los costos financieros en Colombia son de los más bajos de la región.
 
-Un nuevo caso de ‘usted no sabe quién soy yo’ se registró en zona rural de Medellín. Esta vez el secretario de la Junta de Acción Comunal intentó sobornar a un policía.
 
-Crece la expectativa ante la llegada a la Fiscalía de Martha Ligia Patrón, esposa del magistrado Jorge Pretelt, quien en la mañana de este martes deberá responder en interrogatorio por la compra-venta de tierras despojadas por paramilitares en la región de Urabá.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.