Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Suscríbase y reciba las historias y los hechos que son noticia en Colombia y el mundo
Activar
No activar

Publicidad

Así fue ‘Mapache’, la operación que golpeó a alias ‘Gavilán’

La Operación Mapache tiene sus inicios desde el mes de febrero del año 2015, época desde la cual la Policía Nacional se fija como un objetivo de alto...

valor, lograr la captura o neutralización de Roberto Vargas Gutiérrez alias Gavilán quien le responde a alias Otoniel por las actividades delictivas de la organización en la zona pacifico, y afectar de manera significativa su componente de seguridad y los integrantes del denominado frente Darién Chocoano del clan narcotraficante Usuga.
 
Desde inteligencia se reúne un grupo selecto para iniciar la persecución del temido narcotraficante, y la primera misión es centrar los esfuerzos para lograr conocer sus guaridas. La información inicial apuntaba a que alias Gavilán consolidaba la región del Urabá como su zona de permanencia.  (Vea ademásCapturan a 18 integrantes del Clan Úsuga en el Magdalena Medio)
 
Se inicia un despliegue de actividades de inteligencia logrando cerrar el cerco hasta establecer los municipios de San Pedro de Urabá, Turbo, Carepa y Necoclí en Antioquia y Riosucio y Unguía en Chocó, como los corredores de movilidad del cabecilla.
 
Una vez conocida  la zona geográfica por la que se movilizaba, el siguiente paso fue determinar sus colaboradores más cercanos, realizar campañas estratégicas de comunicaciones altamente agresivas en estas zonas para incentivar el pago de recompensas por información que permita a la inteligencia de la Policía afectar la estructura liderada por alias Gavilán.
 
En esta búsqueda de información, los agentes de inteligencia encontraron un hombre que habría sufrido un atentado con arma de fuego en la ciudad de Medellín, aspecto que llamó la especial atención ya que se trataba de un hombre trabajador y humilde y las características del atentado no encajaban con su perfil.
 
Al principio se pensó que se trataba de un ajuste de cuentas entre bandas de microtráfico, pero al indagar más sobre el caso se logró establecer que la víctima del atentado quien resultó herido, era un desertor del Clan Narcotraficante Úsuga y el atentado sufrido obedecía a su condición de desertor del grupo ilegal.
 
Se logró mantener un acercamiento con este hombre, corroborar que el atentado del que fue víctima fue materializado luego de un seguimiento que le hicieron sus “antiguos compañeros” para cobrar el hecho de haber abandonado la organización.
 
Gracias a la información aportada por esta persona, fue posible planificar varios de los golpes más contundentes de incautación de drogas en la costa pacífica, afectando directamente las finanzas de alias Gavilán.
 
De igual forma, este informante fue el canal directo de comunicación para conocer la ubicación exacta de este gigantesco campamento en Unguía.
 
De esta forma, no fue clave solo una persona sino casi 5, entre desertores del Clan Úsuga, pobladores de las zonas donde se mueve este grupo armado 
 
Las zonas rurales del sur de Unguia (CHOCÓ), venían constituyéndose en un área de retaguardia de alias Gavilán, donde se sentía “cómodo” al controlar sus grupos de seguridad por veredas como Peye y Tilupo y desde donde desplegaba la scustodia del corredor hacia Panamá, para garantizar el transporte de pasta base de coca hacia el país centroamericano.
 
Por su puesto y como no podía faltar en un típico escenario de quienes se dedican al tráfico de narcóticos, estaban presentes las fiestas con desbordadas extravagancias al llevar mujeres de la región e injerir trago, que finalmente dio a conocer ese modus operandi del Clan Úsuga en Unguía, donde alias Gavilán, se creía invulnerable .
 
Las estructuras campamentarias que desplegó alias Gavilán en la zona, mantiene una misma idea de clandestinidad en la zona selvática, haciendo presencia en los bosques, desde donde puedan planificar su accionar delictivo e incluso confrontar a la fuerza pública si es necesario, dotándose de armamento de largo alcance e incluso armamento de apoyo del cual se conoce que poseen fusiles punto cincuenta.
 
Se conocía la presencia permanente en la zona de alias Cobra 5, principal lugarteniente de alias Gavilán, criminal que no escatimó esfuerzos para satisfacer las necesidades de su jefe, moviendo los integrantes de la estructura Darién Chocoano de acuerdo a las necesidades de alias Gavilán.
 
El ingreso de material de guerra y la salida de droga de esta zona, confirmó y permitió conocer la intensa actividad delictiva que se concentró en este sector por instrucciones de alias Gavilan.
 
Es así que en la madrugada  del día 3 de noviembre, gracias al abnegado y continuo trabajo de hombres y mujeres de inteligencia policial, y una efectiva coordinación operacional de los comandos de la Policía, con el apoyo de la Fuerza Aérea Colombiana, se logra dar uno de los más fuertes golpes al componente armado del clan Narcotraficante Úsuga en una zona considerada como su “santuario”. 
 
Con una acertada operación planificada desde varios puntos de la geografía en la región del Urabá Chocuano y Antioqueño, más de 100 comandos de los grupos Jungla y COPES de la Policía Nacional ingresaron a las zonas ocupadas por el Clan Úsuga en las veredas Peye y Tilupo, demostrando que no hay rincón de nuestro país que pueda mantenerse en el tiempo como guarida del delito.
 
La operación arrojó la desarticulación de 5 áreas campamentarias del Clan Úsuga, la neutralización de 12 integrantes y la captura de uno más, así como la incautación de abundante material de guerra e intendencia y documentos de interés para la inteligencia policial que permitirán continuar asestando golpes a este grupo criminal.
 
La operación Agamenón, ha permitido impactar de manera directa zonas campamentarias con capacidad armada concentrada y de fuego nutrido, rodeada por campos minados y morteros ubicados en puntos estratégicos para la estructura.  
 
La acción afecta directamente a la estructura denominada frente Darién Chocoano, responsable de consolidarlos esquemas de seguridad en el municipio de Unguía para los desplazamientos que realiza alias Gavilán segundo cabecilla y jefe armado del Clan Narcotraficante Úsuga.
 
La acción policial permite bloquear un corredor de movilidad para la estructura de crimen organizado Clan Úsuga, entre los municipios de Unguía y Riosucio (CHO), donde aseguraban el tráfico de cocaína hacia Panamá y Centro América.
 
El grupo ilegal afectado, desarrollaba funciones de seguridad en la zona, facilitando la movilidad hacia Panamá, vigilando laboratorios para la producción de pasta base de coca, manteniendo confrontaciones con otros grupos armados y prestando seguridad a cabecillas del Clan que llegan a la zona.
 
Información de Policía Nacional

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política.
ENTENDIDO