Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Estamos en una región muy polarizada y se exacerba por las redes sociales: historiadora sobre Brasil

Numerosos países condenaron el asalto de simpatizantes del expresidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Los manifestantes protestan contra el regreso al poder de Luiz Inácio Lula da Silva.

Toma manifestantes en Brasil
Manifestaciones en Brasil
Foto: AFP

Cientos de simpatizantes del expresidente ultraderechista Jair Bolsonaroinvadieron este domingo el Congreso, el Tribunal Supremo y el Palacio Presidencial de Planalto en Brasilia, en rechazo a la investidura del presidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva.

Una marea humana de manifestantes vestidos con los colores amarillo y verde de la bandera nacional invadió las sedes del Poder Ejecutivo, el Legislativo y Judicial en la capital brasileña, dejando imágenes impresionantes comparadas con las de la ocupación del Capitolio, sede del Congreso estadounidense, en 2021.

Los manifestantes protestan contra el regreso al poder de Luiz Inácio Lula da Silva, quien derrotó a Bolsonaro en la segunda vuelta presidencial el 30 de octubre y fue investido hace una semana como nuevo presidente de Brasil por tercera vez, antes había gobernado entre 2003 y 2010.

“Lo que ocurrió en Brasil viene gestándose desde las elecciones en un país supremamente polarizado, y Lula, que gana por un poco de ventaja, podemos decir que Brasil está dividido en un 49 % que no quedó contento. A este se le suma que ese 49% lo ha venido incitando el expresidente Jair Bolsonaro al decir que no cree en esos resultados”, aseguró María Teresa Aya, historiadora e internacionalista, en entrevista con Blu Radio.

Publicidad

Desde Estados Unidos a China, pasando por la Unión Europea, Rusia y América Latina, numerosos países condenaron el asalto de simpatizantes del expresidente ultraderechista brasileño Jair Bolsonaro al Congreso, el Tribunal Supremo y el Palacio Presidencial, que algunos consideran un "intento de golpe de Estado" y "fascista", y expresaron su apoyo al mandatario electo Luiz Inácio Lula da Silva.

“El hecho de que Bolsonaro dijera que las urnas electrónicas no funcionaban generó la situación que vimos ayer, no como la del Capitolio como en EE. UU., sino de los tres poderes”, añadió la experta.

Publicidad

María Teresa resalta que toda esta situación también se debe a que “estamos en una región demasiado polarizada, donde estamos muy divididos entre una izquierda y una derecha, y donde a veces parece que no hay lazos comunicantes entre una y la otra. Esto se exacerba con las redes sociales, instrumentales para estas manifestaciones”.

  • Publicidad