Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

Por primera vez habló el asesino de Michel Dayana: pidió perdón y reveló macabros detalles

Harold Echeverry contó cómo fueron los últimos instantes de Michel Dayana González en el barrio San Judas de Cali. “Me odio yo mismo”, dijo en medio de lágrimas el condenado asesino.

Harold Echeverry, asesino de Michel Dayana.jpeg
Harold Echeverry, asesino de Michel Dayana.
Foto: captura de pantalla video El Rastro-Caracol Noticias.

Un crimen conmocionó al país el pasado Día de Velitas. El asesinato de Michel Dayana González a manos de un vigilantede un taller de latonería y pintura del barrio San Judas, al sur de Cali, dejó, de nuevo a Colombia, sumida en el estupor y asombro por la crueldad del crimen.

El fatídico suceso tuvo lugar el pasado 7 de diciembre de 2023 y dejó a la comunidad sumida en el luto y clamando por justicia para la joven víctima Después de  conocerse el terrible asesinato de la menor de 15 años, la Fiscalía condenó el pasado 2 de febrero a 47 años de prisión a Harold Andréi Echeverry, el asesino de la menor que se destacaba por ser muy sociable y una destacada alumna.

Detalles de la investigación del crimen de Michel Dayana


En la emisión de El Rastro del lunes festivo, 10 de junio, el programa dio a conocer los detalles de la investigación que dieron con la captura del asesino. El crimen fue tan brutal como la confesión de los móviles de Echeverry.

Las autoridades descartaron que la menor se hubiera caído a caños cercanos en medio de las fiestas navideñas y que nadie la hubiera podido identificar. Además, hicieron seguimiento a las cámaras y debido a que, dos de ellas estaban dañadas, no se logró saber qué había pasado con Michel Dayana tras haber salido de su casa a comprar un encargo. Tras varias horas de indagación llegaron al taller donde trabajaba como vigilante Harold Echeverry. Pedro Felipe Cuenca, dueño del lugar fue clave para el caso.

Publicidad

“Llega la Policía y entra con la madrastra y la hermana de la niña porque ellas ya querían entrar y buscarla. Ellos entraron al taller y no encontraron nada”, dijo.

Cuenca mencionó que el día anterior todo había transcurrido normal y que los trabajadores habían salido al terminar la jornada. Allí sólo quedó Echeverry, como lo venía haciendo hacía seis meses.

Publicidad

Genaro González, padre de la menor, en medio de la búsqueda, incluso le preguntó al vigilante del taller por Michel Dayana y Echeverry negó conocerla o haberla visto.

El día del descubrimiento, el hombre llegó golpeado y al ser cuestionado por el dueño del taller respondió que se había caído. Cuenca notó que varios carros estaban golpeados y ante ese hecho llamó a las autoridades, que llegaron y empezaron a revisar con más detenimiento el sitio y lo que encontraron allí fue aterrador

Un cadáver desmembrado, una cabeza totalmente cercenada y los órganos escondidos en canecas de pintura dieron cuenta de un brutal crimen que conmocionó a los mismo criminalistas.

Notamos olores bastantes fuertes, revisamos esa parte de las escaleras y se veían materiales de pintura, lijas y canecas que abrimos. El primer balde que sacamos de este sitio arrojó un hallazgo macabro y traumático. Observamos la cabeza de la niña, totalmente llena de pintura dentro de una bolsa negra
contó el subintendente Néstor Tamayo.

Y agregó, “Sacamos otro balde de ese mismo sitio y vemos ya los órganos, su sistema digestivo, corazón, pulmoncitos, hígado, que igualmente estaban llenos de pintura”. Con este impresionante hallazgo, el caso pasó de desaparición a ser un homicidio.

Publicidad

Al llegar el vigilante y ver los patrulleros en el taller emprendió la huida con rumbo desconocido. Después del escape de Echeverry, las autoridades se dieron a la tarea de hallarlo y tras seguimientos y análisis de georreferenciación de su celular y el anuncio de una millonaria recompensa, el asesino fue capturado en Villavicencio.

En un proceso corto y al no poder probar abuso sexual a la menor, fue sentenciado a 47 años, pena que no fue apelada por su defensa.

Trasladan a la cárcel de Cómbita al feminicida de Michel Dayana González en Cali
Foto suministrada.

Publicidad

Por primera vez habla Harold Echeverry, asesino de Michel Dayana


Harold Echeverry, nacido en Ibagué, Tolima, ciudadano de 41 años y que había terminado el bachillerato, paga su condena en la cárcel de valledupar La Tramacúa. Paola Bermúdez, periodista al frente del programa, habló con él desde su sitio de reclusión y logró las primeras palabras del asesino de la menor Michel Dayana a un medio de comunicación.

El hombre se refirió a los últimos instantes de vida de la menor, qué pasó ese Día de las Velitas y por qué la sevicia del brutal crimen. que conmocionó a Colombia, un país que no se cansa de derramar sangre.

A mí se me tildó como el ‘Monstruo de Cali’, por un homicidio de tantos que hay. Empezó una discusión y ya, me dio con un destornillador de estrella y yo me defendí con una porra de latonería. Le pegué un golpe en la cabeza y ella cayó, empezó a convulsionar, fue horrible. El cerebro creo que salió, le salió algo blanco
dijo el asesino.

¿Por qué la crueldad en el asesinato?


Echeverry mencionó que no se recuerda lo que pasó exactamente y que lo que lo llevó a desmembrar a Michel Dayana fue el hecho de ser descubierto en un asesinato y el no querer volver a una cárcel, donde ya había estado pagando una pena dos años.

“Esa decisión es algo que no debería haber pasado. La tome por miedo, ver una persona muerta por una discusión, un segundo que me cambió la vida . Después empezó a sonar el celular de ella, creo que la estaban buscando y yo me desesperé”

Sepelio de Michelle Dayana
Foto suministrada por la comunidad

Publicidad

Alegó que el miedo lo puso más nervioso y lo que hizo fue esconder el cuerpo. No recordó con que desmembró a la menor y finalmente les pidió perdón a su familia y a la de Michel Dayana, pues las autoridades mencionaron que había sido con una pulidora.

“No hay razón para hacer lo que hice, es algo que me ha dolido, no tengo cómo pagar el daño a ellos, no tengo cómo devolver a la vida a esa persona. Que me perdonen, yo mismo le desearía la muerte a una persona que hiciera eso, pero no es algo que se haya planeado. quisiera ser yo el muerto,Dios juzgará, yo mismo me odio por eso”, dijo en medio de lágrimas.

Publicidad

y agregó, "Debí entregarme y pagar la misma condena. No es lo mismo decirle a la familia que su hija fue asesinada a que fue asesinada y desmembrada".

Echeverry considera que es justa su condena y mencionó que vive afligido por lo qué pasó. Por su parte, Genaro González, padre de la menor piensa que esta condena debió ser más severa, pero aceptó la decisión de la justicia colombiana en este cruel crimen.

Vea acá el capítulo del El Rastro "Amarga Celebración"

  • Publicidad