Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Tras la emergencia por Hidroituango en abril de 2018 nada volvió a ser igual en Puerto Valdivia

En esa localidad del Bajo Cauca hay temor, pero también esperanza por ver a Hidroituango generando energía.

púerto-valdivia-antioquia-hidroituango.jpg
Puerto Valdivia.
Foto: BLU Radio.

Comunidades ubicadas aguas abajo del proyecto Hidroituango aseguran que siguen con temores, afirman que aunque poco a poco va retornando la normalidad en las poblaciones del Bajo Cauca, la angustias por los riesgos en el megaproyecto no cambian y más aún al conocer el informe de Pöyry, que mantiene la alerta naranja para esta poblaciones aguas abajo.

“El mayor miedo es que esa represa colapse y entonces todo este pueblo desaparecería. Ojalá Dios nos ampare y puedan solucionar esos problemas que tienen allá con Hidroituango y EPM y que las compañías puedan trabajar para evitar todos los riesgos”, explicó Ramiro Taborda, habitante de Puerto Valdivia.

Publicidad

Ramiro, al igual que Juan de Dios, enfrento sus temores y aún con incertidumbre recorren las solitarias calles tratando de recuperar sus vidas.

“El Río Cauca comienza a alzarse y ya uno no está tranquilo, o sea con ese monstruo qué hay allá ya uno no está tranquilo, con lo poco que uno tiene que lo va perder, tiene mucho y no tiene nada”, afirma.

Ruinas y más ruinas es lo que se ve desde hace casi 4 años en un espacio donde se construyeron los sueños de decenas de niños en Puerto Valdivia. Hoy el panorama sigue siendo desolador: la escuela permanece en escombros y, por ello, los pequeños de este corregimiento tienen que turnarse el único colegio que permanece en pie en lo alto de la montaña.

Queremos vivir otra vez la vida normal, la dinámica, la alegría, el trabajo, el accionar en comunidad, esta es una comunidad que el uno le sirve al otro”, contó Ramiro Taborda, habitante de Puerto Valdivia.

Publicidad

Don Luis Alfredo, a sus 78 años, dice que no hay mayor dicha que sentarse a ver pasar la vida desde su balcón, el mismo en el que salvó su vida tras la emergencia. Hoy, pese al peligro, agradece el apoyo de EPM.

“Nos dio cinco millones para arreglar esto -recuperaron la casa- que estaba en el suelo”, afirmó.

Publicidad

En esa zona del Bajo Cauca no deja de rondar el temor, pero también la esperanza de ver a Hidroituango generando energía.

“Esperamos que funcione y que todo esté bajo control porque uno se mantiene como que pensando bueno y si de pronto llega a fallar que puede pasar”, dijo Rosa Irene Montoya, habitante del sector.

Lo cierto es que, mientras miles de habitantes del bajo Cauca esperan volver hacer los mismos de antes, en Hidroituango trabajan sin tregua para salvar el proyecto, mientras EPM trabaja en la reconstrucción de las zonas afectadas.

Escuche más noticias

Publicidad

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.