Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Arrestan a hombre armado cerca del Capitolio de EEUU

La policía encontró una pistola cargada y más de 500 cartuchos de municiones en posesión del hombre, así como balas de escopeta y un cargador para la pistola.

 Congreso de Estados Unidos
Congreso de Estados Unidos
SAUL LOEB/AFP

Un hombre con una pistola cargada y más de 500 municiones fue arrestado en Washington en un punto de control cerca del Capitolio, donde el presidente electo Joe Biden será investido en unos días, informaron las autoridades.

Wesley Allen Beeler, originario del vecino estado de Virginia, se presentó en la noche del viernes en un punto de control e intentó usar una credencial falsa para acceder al área restringida donde se realizará la ceremonia, el miércoles, según un documento presentado en el Tribunal Superior de Washington.

La policía encontró una pistola cargada y más de 500 cartuchos de municiones en posesión del hombre, así como balas de escopeta y un cargador para la pistola. En su camioneta también fueron halladas pegatinas en defensa del derecho al porte de armas.

Beeler fue arrestado por cargos que incluyen posesión de un arma de fuego no registrada y posesión ilegal de municiones, según un informe policial.

"Fue un error de buena fe", dijo Beeler al diario Washington Post tras ser liberado.

"Me detuve en un puesto de control después de perderme en Washington porque soy un chico de campo", dijo. "Les mostré la credencial de acceso a la ceremonia que me entregaron".

Publicidad

Beeler le dijo al periódico que trabaja como guardia de seguridad privado cerca del Capitolio y presentó una credencial proporcionada por su empleador. Indicó que tenía licencia para portar su arma en Virginia, pero se olvidó de sacarla de su automóvil antes de salir de casa para su turno nocturno en Washington.

Los fiscales no se opusieron a la liberación de Beeler de la cárcel, dijo el Washington Post, aunque se le ordenó permanecer fuera de la capital excepto por asuntos relacionados con la corte.

Tras el violento asalto al Capitolio por partidarios de Trump el 6 de enero, en el que murieron cinco personas, Washington es una ciudad fortificada: una barrera de bloques de concreto y alambres de púas rodea el edificio del Congreso, miles de miembros de la Guardia Nacional han sido desplegados y las calles del centro han sido bloqueadas.

Las autoridades temen nuevos problemas al margen de la ceremonia de investidura de Biden, el 20 de enero, así como posibles hechos de violencia en otros puntos del país.

Se han movilizado miembros de la Guardia Nacional en varios estados y se han levantado vallas alrededor de algunos parlamentos locales, como en California y Minnesota.

Normalmente, la ceremonia de investidura es una oportunidad cada cuatro años para que cientos de miles de estadounidenses acudan a la capital y adquieran todo tipo de productos que llevan la imagen de su presidente, antes de verlo prestar juramento en las escalinatas del Capitolio.

Publicidad

Pero este año el National Mall, la inmensa explanada a los pies del Capitolio, estará cerrada al público.

Solo se permitirá el ingreso a la zona a personas debidamente acreditadas y es probable que el número de soldados que patrullen la capital supere al de espectadores en el lugar.

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias