Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Suscríbase y reciba las historias y los hechos que son noticia en Colombia y el mundo
Activar
No activar

Publicidad

Videos: Brutales torturas a menores detenidos en correccional de Australia

Un vídeo divulgado el pasado lunes muestra los abusos cometidos contra un grupo de menores en un reformatorio australiano.

241090_Video: ABC News
Video: ABC News

 

 

Las imágenes, difundidas por la cadena local ABC, tomadas en el centro de detención juvenil Don Dale, en la norteña ciudad de Darwin, forman parte de un reportaje periodístico que denuncia los abusos sistemáticos que sufren los menores en estos reformatorios del Territorio Norte, con una gran población aborigen.

 

Publicidad

El incidente captado por las cámaras de seguridad y otros dispositivos, fue descrito por las autoridades del centro como un "motín", en el que varios jóvenes, de entre 14 y 17 años, intentan escapar de sus celdas ubicadas en un ala de aislamiento.

 

 

Los guardias optaron por la violencia y los abusos verbales en lugar de negociar con los menores.

 

Publicidad

En el vídeo, emitido en el programa "Four Corner" de la ABC, se aprecia cómo los guardias arrojan hasta diez chorros de gas lacrimógenos durante un breve lapso de tiempo en la estancia cerrada donde se encuentran los adolescentes.

 

 

Algunos de los jóvenes se encontraban jugando a las cartas, momentos antes de la violenta acción de los guardas, según la fuente.

 

Publicidad

En las semanas previas al incidente, cinco chicos intentaron escapar del centro y tras ser detenidos fueron recluidos en el ala de aislamiento por más de dos semanas durante casi 24 horas al día, sin agua potable, poca luz y sin poder estudiar.

 

 

La experta en derechos humanos Ruth Barson dijo a la ABC que el aislamiento de menores contraviene la Convención de la ONU contra la tortura, ya que "bajo ninguna circunstancia se justifica que los menores sean mantenidos en reclusión aislada y mucho menos de forma prolongada".

 

Publicidad

A raíz del abuso con gases lacrimógenos, el centro Don Dale fue cerrado y los menores trasladados a una antigua prisión para adultos, mientras un exfuncionario elaboró un informe sobre los hechos que se publicó en enero de 2015.

 

 

–ONU y defensores de DD. HH. piden justicia

 

Publicidad

Tras conocerse el caso se desató una indignación colectiva en países angloparlantes. La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos de la ONU pidió a Australia que investigue sus reformatorios para asegurarse de que no haya más casos de tortura similares a los maltratos a menores aborígenes en el centro de detención juvenil en Darwin.

 

El organismo también instó a las autoridades australianas a que identifiquen a aquellos que perpetraron los abusos para que se les juzgue por sus actos, que se compense a los menores perjudicados y se les proporcione rehabilitación psicológica, indicó el portavoz, Rupert Colville.

 

Por ello, la ONU también pidió al Gobierno de Australia que ratifique el protocolo opcional de la Convención contra la tortura.

 

Publicidad

De esa forma, las autoridades deberían establecer un mecanismo nacional preventivo que incluiría visitas regulares a todos los centros de detención del país.

 

Para Colville, se trata de un paso "necesario", teniendo en cuenta lo ocurrido en Don Dale, para asegurar que el incidente "no vuelva a ocurrir".

 

El relator especial de la ONU contra la Tortura, Juan Méndez, afirmó ayer que los incidentes en el reformatorio de Darwin "podrían equivaler a la tortura o a un trato inhumano degradante y cruel bajo cualquier circunstancia".

 

Publicidad

Méndez pidió al Gobierno australiano los detalles de cómo se investigará los supuestos abusos.

 

–Sería un caso de discriminación racial

 

Por su parte, organizaciones en favor de los derechos humanos reclamaron al Gobierno de Australia ampliar la investigación sobre los abusos.

 

Publicidad

"Creo que los términos de referencia deberían expandirse para incluir a todos los niños privados de su libertad por el Gobierno australiano, a todos los menores privados de su libertad por el Estado", dijo el director ejecutivo de Refugee Legal, David Manne, en declaraciones a The Guardian Australia.

 

Manne acotó que la comisión gubernamental que investigará estos abusos es una oportunidad para analizar este tipo de prácticas "que han ido demasiado lejos".

 

El experto recordó que los menores detenidos en los correccionales y los centros de detención para inmigrantes han sido sometidos a condiciones inhumanas cuando el deber de la Administración es velar por ellos.

 

Publicidad

Los aborígenes entre 10 y 17 años de edad representan el 59 % de la población carcelaria en Australia, un país de 23 millones de habitantes, de los cuales unos 450.000 son aborígenes, según datos de Amnistía Internacional.

 

Los aborígenes australianos han sido víctimas de constantes maltratos desde la colonización y en el siglo pasado los niños eran removidos de sus hogares para ser educados en familias blancas u orfanatos, desposeídos de sus tierras y discriminados sistemáticamente.

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO