Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Protesta pacífica sí, hechos violentos no: opinión de Ricardo Ospina

Las autoridades colombianas tienen el desafío de garantizar el derecho a la protesta pacífica y, por otra parte, judicializar a los responsables de hechos violentos.

346058_Vandalismo en marchas estudiantiles // Foto: archivo AFP
Vandalismo en marchas estudiantiles // Foto: archivo AFP

Este jueves será un día de marchas en el país: los profesores afiliados a Fecode, las centrales obreras y otros sectores, saldrán a las calles a protestar contra el Plan Nacional de Desarrollo y contra las reformas laboral y pensional, que todavía no han comenzado a discutirse en el Congreso.

Lea también: Debate contra el ministro de Defensa en el Congreso: opinión de Ricardo Ospina

Un gran reto afronta el Estado colombiano frente a la presencia de actores violentos en algunas protestas, particularmente en las manifestaciones recientes de los estudiantes universitarios.

El desafío consiste por un lado en garantizar el derecho a la protesta pacífica que tienen todos los colombianos y por otro lado, capturar y judicializar a los responsables de los hechos violentos, teniendo el cuidado de no estigmatizar a los estudiantes que marchan dentro de la legalidad.

Los hechos más recientes, en los que encapuchados incendiaron la casa del comandante de la policía de Risaralda fueron muy graves, al punto que ya hay dos detenidos, según la Fiscalía y la Policía, estudiantes de la Universidad Tecnológica de Pereira.

Si sumamos los hechos de Pereira a casos recientes en el Icetex, en la Universidad Pedagógica, en varias estaciones de Transmilenio y en la Plaza de Bolívar de Bogotá, se puede concluir que se está dando una expansión de grupos clandestinos, de corte violento, en varias universidades públicas.

Publicidad

Convierta a BLU Radio en su fuente de información preferida en Google Noticias.

Aunque el adoctrinamiento del ELN y de otros grupos ilegales, incluso en su momento las Farc no son nuevos, a las autoridades les llama la atención que incluso las disidencias de esa guerrilla han fortalecido su apoyo a esos colectivos, que buscan generar caos en marchas y protestas estudiantiles.

Ante esta compleja situación, corresponde hacer un llamado a la Policía, a fiscales y a los jueces para que desde la legalidad logren individualizar y hacer que el país conozca quiénes son los violentos y quiénes están detrás de sus actuaciones, que al final terminan opacando las legítimas protestas sociales.

Escuche aquí la editorial de Ricardo Ospina en Mañañas BLU

 

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias