Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

Renuncia masiva en la JAC de Villa Colombia, Jamundí, tras asesinato de su presidente

Hay temor en este corregimiento ubicado en las montañas de Jamundí, Valle, luego de este crimen perpetrado por las disidencias de las Farc que delinquen en la zona.

Renuncia JAC Villacolombia
Renuncia masiva en la JAC de Villa Colombia en Jamundí.
Fotos: tomadas de redes sociales.

Más de una semana después del asesinato de Yeri Gaitán, el presidente de la Junta de Acción Comunal de Villa Colombia en Jamundí, Valle, se conoció que la mayoría de su equipo de trabajo ha decidido renunciar a su labor comunitaria.

A través de un comunicado en la página de Facebook de la JAC del corregimiento, se anunció la renuncia masiva de los miembros de la junta: "Se le informa a toda la comunidad del corregimiento de Villa Colombia y sus veredas aledañas, la disolución y renuncia del 90% de los dignatarios JAC. Desde el mes de julio, los cargos mencionados no representan ni ejercen ninguna función respectiva a la JAC"

Secretaria: Kimberly Lasso; fiscal: Miriam Ruth Flórez; delegado: Edgar Flórez; tesorero: Juan Zambrano; conciliadores y representantes de varios comités comunitarios."

La decisión de estos líderes comunitarios se debe a la falta de garantías de seguridad para continuar en sus cargos, por la presión que genera en este territorio montañoso de Jamundí, la presencia de las disidencias de las Farc.

Publicidad

"El grupo armado Jaime Martínez del autodenominado EMC de las Farc, logra esta renuncia de los dignatarios de la Junta de Acción Comunal de Villa Colombia, una nueva afrenta a la democracia, por parte de quienes quieren imponer dictaduras locales". señaló Leonardo González, director de Indepaz.

Según organizaciones defensoras de los derechos humanos en el Valle del Cauca, esta situación que actualmente se vive en Villa Colombia podría ser el inicio de una serie de renuncias masivas a estos cargos comunitarios en otros corregimientos de Jamundí.

Publicidad

"El temor a de pronto no cumplir al pie de la letra las reglas impuestas por estos actores armados les preocupa, y el homicidio de Yeri es un hecho que marca la historia de Jamundí. Porque Yeri no era un líder nuevo, entre comillas era un hombre que trataba de convivir con las reglas impuestas por el actor armado, entonces no saben qué hacer", aseguró Lina Tabares, defensora de los DD. HH. en Jamundí.

  • Publicidad