Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Víctimas de 'El Ungido': "Quienes no cumplían en la secta los castigaban cortándoles el pelo"

Este hombre que fue imputado y quien era líder de una secta, sigue preso en una estación de Policía en Medellín, mientras avanza el proceso judicial.

CASA UNGIDO.jpg
Blu Radio

Hasta zona rural de Envigado llegaron las autoridades y capturaron a el llamado El Eterno, que según las víctimas que hablaron con Blu Radio, eran sometidas a castigos no sólo por 'El Ungido', sino por los miembros de esta secta.

En un megaoperativo de la Policía y funcionarios de la Fiscalía, llegaron hasta la casa en la que fue capturado Edison Camilo Gómez, alias 'El Ungido el Eterno', y donde según las autoridades se habrían adelantado macabras prácticas sexuales con mujeres, en un exclusivo sector rural del municipio de Envigado.

Se trata de un casa-finca en inmediaciones de la Loma del Chocho que comparte vecindad con otras lujosas propiedades y algunas parcelaciones.

En una visita a la zona, Blu Radio pudo constatar que la casa aún es habitada y en ella permanecen por lo menos dos vehículos y una motocicleta. Está ubicado en un predio con un pórtico modesto y relativamente bajo que permite cierta visibilidad, pero cercado en sus alrededores por una compacta vegetación y una tela verde que dificultan conocer lo que hay en el interior.

Publicidad

Blu Radio pudo establecer que este inmueble tiene tres pisos, en el primero queda la entrada es por la parte de abajo hay un gimnasio, la zona de ropas, un cuarto de música y un cuarto donde guardan cobijas y cosas generales del hogar.

En el segundo piso está el balcón, la sala, el comedor, la chimenea, y los cuatro cuartos, dos unidos por un baño que es el de los hombres, el de las mujeres tiene balcón, un vestidor grande y el baño, y el otra habitación es más pequeña pero tiene baño al frente

Publicidad

El tercer piso es todo el cuarto de Edison o el Ungido, tiene una colección de licores, mariposas y otros objetos que recolecta de sus viajes, una especie de colchoneta en el piso organizada como una cama, un piano, el baño y un cuarto muy grande donde tiene otra colección de chaquetas, zapatos, y relojes.

Alejandra, una de las víctimas de este falso profeta, aseguró que lo que en el interior de esa casa -finca pasa, no se ve en ninguna parte.

Empezamos a irnos a ver todos juntos a una misma casa donde él tenía más control de nosotros como control al usted no tiene el contacto con la gente de afuera usted no tenía como contaminarse de lo que la gente nos quería hacer ver la gente veía algo malo en él, pero realmente tenía tanto poder en la mente cada uno que todos los que estábamos ahí eran los que nos íbamos a salvar
relató.

María, otra de las personas que logró vivir allí, afirmó que no tenían poder de decisión, todo era entorno a lo que el Eterno quería, incluso reveló en Blu Radio que hasta definían qué ropa ponerse.

“Siempre decidía, todo él elegía, la ropa que podrías usar, tus colores, que puedes llevar, si tú te comprabas una camisa roja y ese no era tu color y esa camisa no era para ti, te la quitaban hasta ese nivel, que incluso ni siquiera podías comprarte algo para ti, porque si él decidía que no era para ti, que no te pertenecía, te lo quitaba”, aseguró.

Publicidad

José Luis afirmó que nadie podía ir en contra de las teorías, pensamientos o reclamar por algo: “Las castigaban poniendo las a dormir fuera a otras personas les llegaron a quemar la ropa, aunque parezca irónico uno de los castigos que le ponían a uno era que uno tenía que pasar fiestas con la familia de uno y uno de esos lo percibía como un castigo porque no no estaba digamos a la altura de en el caso mío fueron más psicológicos".

Según contó José Luis llegó a vivir momentos tan difíciles que hasta esa luz que era Edison, se convirtió para él en penumbras.

Publicidad

“Yo me sentí la peor persona, la persona menos valiosa del mundo y todo eso a mí me llevó incluso una vez, pues pocas personas saben y me llevo un intento de suicidio estando allá”, aseveró.

Cristina decía que era tal el poder que en varias ocasiones tenían ayunos intermitentes, a veces, desayunaban a las 4 de la tarde. Nadie comía, sin que él lo decidiera, según reveló.

“Decía se quiere comer en la mesa del rey o quiere comer las migajas que le caen de la mesa, si usted quiere comer de la mesa del rey, le toca obedecerle, al saber que el mundo está lleno de demonios todo lo que esté fuera de acá es está cochino, no está limpio en fin”, insistió.

El supuesto falso profeta está respondiendo ante la justicia por lo menos por tres delitos que lo mantienen en una estación de Policía mientras avanza su proceso legal.

  • Publicidad