Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

El papa pide perdón: Columna de Óscar Montes

El panelista Óscar Montes habló sobre el acto de perdón que realizó el papa respecto a la respuesta que dio a las víctimas de abusos sexuales en su gira por Chile.

296895_Blu Radio/ Panelista de BLU Radio Barranquilla, Óscar Montes. Foto: Cortesía
Blu Radio/ Panelista de BLU Radio Barranquilla, Óscar Montes. Foto: Cortesía

Al retornar a Roma, luego de su gira por Chile y Perú, el papa Francisco debió pedir perdón por la respuesta que dio a las víctimas de abusos sexuales, quienes le reprocharon haber compartido y atendido en audiencia al obispo de Osorno, monseñor Juan Barros, señalado de haber incurrido en prácticas de pedofilia en ese país.

"El día que me presenten una prueba contra el obispo Barros hablaré. No hay una prueba. Todo es calumnia", fue la respuesta que dio Francisco en Iquique, durante su gira por Chile, que causó gran malestar no sólo en las víctimas de los abusos, sino en el pueblo católico chileno.

"La palabra prueba me traicionó. Sé qué hay mucha gente abusada que no puede traer una prueba, no la tiene. O la tiene y lo tapa por vergüenza.

El drama de los abusados es tremendo", declaró su santidad en el vuelo de regreso a Roma, donde buena parte de las preguntas de los periodistas en su habitual rueda de prensa tuvieron que ver con ese delicado asunto.

"La palabra prueba, declaró el Papa, no era la mejor para acercarme a un corazón dolorido.

Pido perdón, la palabra ha herido a tantos abusados. Se lo que sufren y escuchar que el Papa te pide que le lleves una prueba es una bofetada. Y ahora me doy cuenta que mi expresión no ha sido afortunada. Entiendo el incendio que se ha creado".

Publicidad

Las declaraciones de Francisco alivian en parte el dolor, la pena y frustración que sienten no sólo en Chile, sino en todo el mundo, quienes han sido víctimas de abusos sexuales, pues al escuchar de sus labios la exigencia de "pruebas" para condenar las prácticas que al parecer fueron encubiertas por monseñor Barros, se sintieron abandonados por el máximo jerarca de la Iglesia Católica.

No obstante, ese acto de contrición de Francisco estuvo acompañado de otra declaración en el sentido de que monseñor Barros seguirá en el cargo, pues "yo no tengo evidencias". "Y hay muchas formas de llegar a evidencias. ¿Cierto?", declaró el Papa para dar por concluido el asunto.

Lea también: Bienvenido el debate sobre el predial: Columna de Óscar Montes

Es claro que contra monseñor Barros sí hay evidencias de su papel como encubridor de abusos sexuales contra menores en Chile.

Son varios los testimonios que indican que el jerarca de la iglesia católica chilena tuvo conocimiento de los abusos cometidos por sacerdotes que estaba bajo su amparo y protección.

La voz de la víctima debe ser escuchada con atención y su denuncia no debe soslayarse o ignorarse.

Publicidad

Todo lo contrario: tiene que reconocerse el valor de quien la presenta y la misma debe servir para iniciar investigaciones que tendrán que llegar hasta las últimas consecuencias, caiga quien caiga.

Cuando se trata de violación o de abusos sexuales, no siempre la falta de pruebas significa calumnia, como pudo interpretar Francisco.

El testimonio de las víctimas debería ser más que suficiente para soportar una investigación en contra de los pedófilos.

Y en ese sentido la permanencia de monseñor Barros en su cargo sigue siendo, sin duda, un factor perturbador para la armonía del pueblo chileno y un mensaje desalentador para quienes desde la propia Iglesia Católica luchan para acabar con esas prácticas criminales.
 

 

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO