Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Con 93 años, doña Nelly es una apasionada hincha del Deportivo Cali

Superó el COVID-19 y el equipo de sus amores le regaló una camiseta como premio, es ejemplo de resistencia.

adulta-mayor-hincha-del-deportivo-cali.jpg
Doña Nelly, a sus 93 años, celebró un nuevo título del Deportivo Cali.
Foto: Cortesía.

Doña Nelly Gil celebró, a sus 93 años, el triunfo de su equipo del alma, el Deportivo Cali , al coronarse campeón del futbol colombiano en Ibagué luego de vencer (1-2) al Deportes Tolima en el juego de vuelta de la final y tras haber igualado (1-1) en Palmaseca.

“Esperando sentados, a ratos emocionados, tristes, alegres, pero fue una felicidad inmensa verlos ganar, es una felicidad que no le puedo expresar con palabras", señala doña Nelly al ser preguntada sobre cómo vivió la final que acabó por entregarle la décima estrella.

Publicidad

Nelly es una hincha fiel del equipo 'azucarero' y su pasión ha sido correspondida desde el interior del equipo, pues los mismos jugadores la contactaron hace algunos meses para obsequiarle una camiseta oficial cuando superó el COVID-19, convirtiéndose en símbolo de resistencia.

“Me recompensaron el amor que tengo por el Cali cuando me visitaron en mi enfermedad, sentí que salí de ese trance y podía seguir con ellos”, agregó Nelly, quien el pasado mes de julio se hizo viral debido a una foto en el estadio en la que se le ve aburrida porque su equipo perdió un partido.

La pasión por su equipo, además, le permitió a Doña Nelly, quien vive en el barrio Vipasa y desde allí, junto a su familia, ha seguido el equipo tanto en los triunfos como en las derrotas, ser la invitada de honor al primer partido de la final que derivó en un nuevo título para el Deportivo Cali.

Publicidad


“Le cumplieron el sueño a mi abuela, la invitaron estuvo en el estadio, cantó y alentó, estaba muy contenta, muy emocionada”, contó Paola Vanegas, su nieta.

“No puedo gritar ni alzar los pies, pero soy feliz cantando Pachito Eché y viva Cali porque nos dio el triunfo”, dice, por su parte y llena de emoción, Doña Nelly, quien tiene además cientos de fotos suyas en el estadio, algo que también alegra a sus nietos porque, gracias al fútbol, la ven llena de vida y feliz, sosteniendo la camisa del club de sus amores, ese mismo del que se enamoró y cuya pasión, asegura, la llena de vida.

Publicidad

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.