Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Verstappen se quedó con la última 'pole' en el Gran Premio de Abu Dabi de la F1

El holandés, de 23 años, logró su tercera 'pole' en F1, la primera del año, al dominar este sábado la apretada calificación de la pista de los Emiratos Árabes.

f1 Max Verstappen (Red Bull)  foto afp.jpg
Max Verstappen
Foto: AFP

El holandés Max Verstappen (Red Bull) saldrá primero este domingo en el Gran Premio de Abu Dabi, el último del Mundial de Fórmula , que se disputa en el circuito de Yas Marina; donde relegó al segundo y al tercer puesto de la calificación a los dos Mercedes, el del finlandés Valtteri Bottas y el del ya séptuple campeón del mundo inglés Lewis Hamilton.

Verstappen, de 23 años, logró su tercera 'pole' en F1, la primera del año, al dominar este sábado la muy apretada calificación, en la que cubrió los 5.554 metros de la pista de los Emiratos Árabes en un minuto, 35 segundos y 246 milésimas, sólo 25 menos que Bottas, que le saca 16 puntos, pero al que puede arrebatar el subcampeonato en la última carrera del Mundial de la pandemia. Una prueba que el español Carlos Sainz (McLaren) afrontará desde el sexto puesto y el mexicano Sergio Pérez (Racing Point) desde el penúltimo.

Hamilton, que el mes pasado ya había igualado el récord histórico de siete títulos del alemán Michael Schumacher y ausente la anterior carrera por positivo en covid-19, fue tercero, a sólo 86 milésimas; y saldrá desde la segunda fila, al lado de su compatriota Lando Norris. Junto al que Sainz -piloto de Ferrari en 2021- quiere recuperar, en su última carrera con McLaren, el tercer puesto para los de Woking en el Mundial de constructores. Lo principal que queda en juego, junto al subcampeonato individual, en Yas Marina.

Verstappen perdió este año la ocasión de convertirse en el campeón más joven de la historia, honor que seguirá correspondiendo al alemán Sebastian Vettel, que afrontará su última carrera con Ferrari desde el decimotercer puesto de parrilla: el que ocupa en el Mundial. En un año para olvidar cuanto antes.

Pero el holandés logró, al menos, 'colarse' en la fiesta de fin de curso de Mercedes, que aparte de celebrar el séptimo título de Hamilton -seis de ellos con la escudería alemana- también festeja su séptimo año (seguido) de tiranía deportiva en la categoría reina.

'Mad Max', vencedor este año en la segunda de la dos carreras disputadas en Silverstone (Inglaterra) apuntará a su décima victoria en F1 desde el primer puesto de una parrilla en la que Sainz se ubicará en el sexto; y 'Checo', brillante ganador el pasado domingo en Sakhir de la repetición modificada de Baréin, en la última fila.

Publicidad

Sergio, que el pasado domingo hizo historia al convertirse en el segundo mexicano en ganar una carrera de Fórmula Uno desde que lo hiciera Pedro Rodríguez hace 50 años, al anotarse el Gran Premio de Bélgica 1970 -tres campañas después de vencer en Sudáfrica-, cambió el motor de su Racing Point y antes de la calificación ya sabía que su destino estaba, por ese motivo, al fondo del grupo.

El bravo piloto tapatío, cuarto en el Mundial (125 puntos) al que Vettel sustituirá el año que viene en un equipo que se llamará Aston Martin y que, salvo anuncio de última de Red Bull, se tendrá que tomar, de forma inexplicable, un año sabático, intentará cerrar su gran año de la mejor manera posible. Podría coronarlo, además, si logra mantener el tercer puesto por equipos para el que es propiedad del padre de su compañero canadiense Lance Stroll -octavo este sábado-. Que mejora en diez puntos a McLaren a falta del último examen del curso.

El finlandés Kimi Raikkonen (Alfa Romeo), campeón del mundo en 2007 (último piloto de Ferrari en ganar el título) cayó en primera ronda junto a los Haas y los Williams, equipo al que retornó -tras sustituir brillantemente a Hamilton y sacarle los colores a Bottas el pasado domingo- el inglés George Russell.

Russell, de 22 años, virtual ganador y que se tuvo que conformar, tras inusual y mayúscula pifia en el box de Mercedes, con ser noveno en el Gran Premio de Sakhir -un puesto por detrás de Bottas- ya sabe lo que es aspirar a todo y volar con el mejor coche de la parrilla. Pero este domingo tendrá que fajarse de nuevo con el peor de ellos y desde la parte trasera del grupo.

'Checo' cayó -al renunciar, además, a marcar tiempo- en la segunda ronda (Q2), en la que Hamilton repitió el mejor crono de la primera. Con neumáticos medios, con los que tomará la salida, al igual que Bottas y que Verstappen. Y que Sainz. Que aseguró que, hasta ese momento, había sido una de sus mejores cronometradas del año.

En la que Q3, en la que el talentoso madrileño no pudo sacar todo lo que hubiese deseado del neumático blando, Verstappen sorprendió a los Mercedes. Y este domingo intentará -en una carrera a 55 vueltas, para completar 305 kilómetros- aguarles la fiesta de cierre a las 'flechas plateadas'. De negro este año, contra el racismo.

Publicidad

El doble campeón del mundo español Fernando Alonso (2005 y 2006), que ya lo hizo el viernes y lo volverá a hacer este domingo, se exhibió en Yas Marina a bordo del Renault R25 con el que festejó el primero de sus dos títulos. El genial piloto asturiano, que regresa a la categoría reina el año próximo con la escudería con la que capturó sus coronas, también rodará el próximo martes. En el test de post-temporada que tendrá lugar, de nuevo, en el circuito de Abu Dabi.

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias