Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Así capturaron en Colombia a Bryan Caisse, el “mini” Bernard Madoff

Este cuento, que al final no deja de ser una historia de negocios así no sea un buen ejemplo, es curioso y tiene que ver con un supuesto estafador estadounidense...

tmp_1599671455372.jpg

que fue capturado en Bogotá hace pocos días y sobre lo que casi nada se sabe en Colombia. Decía que estaba con planes de asesoramiento en construcción de hoteles en el país, pero al parecer es un gran embaucador, una especie de “mini” Bernard Madoff.

 

Quien pone la alerta sobre las andanzas de este señor que se llama Bryan Caisse es una fundación llamada The Southern Investigative Reporting Foundation y que desde 2012 hace periodismo de investigación profundo sobre lo que pasa en Wall Street. Lo que hace esa fundación es interesantísimo al creer, y en eso tienen razón, que la prensa no es activa, por andar recortando costos, para examinar las actividades empresariales y de negocios, y por eso es que los ciudadanos no saben nada y después vienen los colapsos financieros y las grandes estafas.

 

Varios de los que están a la cabeza de la fundación son Christopher Roush, quien es el director del programa de periodismo de negocios de la Universidad de Carolina del Norte; William Cohan, un banquero de inversión que contribuye con la revista Vanity Fair y con Bloomberg; y Roderick Boyd, que fue catalogado por el Huffington Post como uno de los 25 periodistas financieros más temidos de América.

 

Publicidad

Y fue precisamente Boyd quien alertó sobre Caisse, el supuesto estafador. Caisse, de 50 años y ex oficial de la marina de Estados Unidos, lo que hacía era administrar dinero de clientes, muchos de ellos sus amigos. Lo que el periodista contó es que desde el año pasado varios de sus clientes se acercaron a la unidad de crímenes económicos de Nueva York a decir que Caisse les había pedido prestado dinero para su fondo de cobertura, llamado Huxley Capital Management, pero que nunca se los devolvió y que mucho de ese dinero, que pueden ser entre 1 y 3 millones de dólares, o mucho más teniendo en cuenta que no todos los afectados denuncian, fue utilizado para sus gastos personales, entre ellos el colegio privado de su hija y su apartamento con vista al Central Park. El caso es mucho más amplio y profundo, pero al final Caisse era un ejecutivo respetado y eficaz en la comunidad de comercio de bonos hipotecarios y que trabajó para el banco de inversión Bear Stearns hasta 1997, cuando se fue a trabajar con su jefe Gary Lieberman, y se hizo rico. Para resumir, quebró cuando montó su propio fondo, le apostó al negocio de las hipotecas y se fue a buscar recursos a Dubai que nunca llegaron mientras que recogía dinero que nunca devolvió de sus amigos, clientes y conocidos.

 

Con las denuncias de los afectados, hace algunos meses el gran jurado emitió una acusación de 10 cargos contra Caisse, pero su paradero era un misterio. Durante meses lo intentaron ubicar pero no lo logaron. En octubre pasado él salió de Estados Unidos.

 

Y aquí empieza el nexo con Colombia. Los periodistas de The Southern Investigative Reporting Foundation, lo ubicaron a través Facebook y lograron comunicarse con él por una llamada de internet en la que negó los cargos. Él habló más tiempo del requerido y envió unos mensajes que fueron rastreados por los periodistas y se dieron cuenta de que estaba en Colombia. Es más, se dejó ver tontamente porque en internet había unas cuantas fotos suyas en un pub irlandés. Esos pub son iguales en todos los países y ubicarlo era difícil, pero en una de las fotos se vio el nombre de lugar, que es el Shamrock, que está en Medellín, en la zona de El Poblado. Allá se le pasaba metido de fiesta.

 

Publicidad

En Medellín, cuenta la fundación de estos periodistas investigativos, se presentó en el mes de octubre diciendo que trabajaba con Edgar Botero en el desarrollo de un complejo hotelero entre Cartagena y Barranquilla. Edgar Botero era el dueño de Miss Mundo Colombia y lo extraño de la versión es que Botero se entregó a la Fiscalía en julio de 2012 al ser investigado por los delitos de peculado por apropiación y fraude procesal por una conciliación con la que Invías resultó obligada a pagarle a la firma constructora de Botero por $59.000 millones.

 

Con Caisse rastreado, un agente del Servicio de Seguridad Diplomática, fue a Medellín a buscarlo, pero ya no estaba. Sin embargo, quienes lo veían en el pub dijeron que se había ido a Bogotá y que de ahí tomaría un vuelo a otra ciudad y ahí es donde lo capturan y lo deportan a Estados Unidos. Eso ocurrió el sábado pasado. Caisse tenía varias notas de suicidio pero su abogado, Bradley Simon, dice que se dirigía de regreso a Estados Unidos y que estaba en Colombia trabajando como consultor financiero. Hace dos días Caisse, ya preso en Estados Unidos, se declaró inocente, pero el juicio sigue y su fianza es de unos 3 millones de dólares que no puede pagar.

 

Y esta es la historia de hoy que al final involucra a un hombre de negocios que acabó en Colombia escondido, después deportado por fraude y que es comparado con Bernard Madoff.

 

Publicidad

Por Juan Fernández

Periodista de El Espectador

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO