Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Crónica: 66 años después del Golpe de Estado de Rojas Pinilla

Escuche audios de archivo que marcaron una época en Colombia.

336314_BLU Radio. Gustavo Rojas Pinilla / Foto: Archivo El Espectador
BLU Radio. Gustavo Rojas Pinilla / Foto: Archivo El Espectador

Hasta ese 13 de junio de 1953, los liberales seguían rebelados contra los conservadores. Los rojos insistían en no querer participar del Congreso, entre otras razones, por un amplio desacuerdo con el gobierno de Laureano Gómez, quien tuvo que ceder su lugar a Roberto Urdaneta por su estado de salud. Pero Laureano quiso volver y ese día, fue el general Gustavo Rojas Pinilla, el que asumió el poder en un histórico golpe de estado, en un país que todavía tenía secuelas de aquel 9 de abril del 48 cuando Bogotá se convirtió en un pedazo de infierno lleno de llamas tras el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán.

Muchos en Colombia no sabían quién era el presidente en el 53, unos decían que era Urdaneta, otros que Laureano y otros que Rojas Pinilla. ¿Para dónde mirar? ¿A quién seguir? ¿A quién hacer caso? Lo cierto fue que eso duró poco, porque fue Rojas el que se consolidó como el máximo jefe del gobierno, pese a todos los reparos.

Rojas Pinilla realizaba la primera transmisión de televisión, pero a su vez, tenía fuertes disputas con la prensa y eran notorios los visos de censura y la cárcel iba a ser el resguardo de quien dijera cosas que no le gustaran a la dictadura militar.

El Tunjano nacido en el año cero del siglo 20, sería recordado después con un sabor agridulce: mientras que un país polarizado ponía en un bando a gente criticando su forma de gobierno y la injerencia militar con tintes de exclusión, otros lo llevarían a las páginas de los libros de historia como el gran constructor, como el forjador de obras que incluso hoy, pasada la hoja de un milenio, siguen siendo referentes de la infraestructura colombiana. Importantes troncales, el aeropuerto El Dorado, escuelas, colegios, universidades, la terminación del Hospital Militar, el CAN y entre otras tanta, el Observatorio Astronómico.

Huelgas, agitaciones estudiantiles, afrentas y demás, no fueron esquivas al gobierno. En el 62 Rojas fundó la Anapo, la Alianza Nacional Popular que luego tendría gran representación en el Congreso, pero la inconformidad se vio en un sector que también pasaría a la historia y se conformaría el M19. En enero del 75 murió en su finca de Melgar por un infarto.

La tumba de Rojas Pinilla en el Cementerio Central en Bogotá sigue siendo un escenario donde seguidores, la mayoría muy adultos, traen a colación recuerdos de las líneas multicolores de una Colombia que en su mano aún tiene un abanico de nombres que incluso se han convertido en especies de deidades que de pedestal de caudillo pocas intenciones se tienen de bajar.

Publicidad

Escuche el audio completo de esta crónica aquí.

 

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO