Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Escasez, el panorama que se vive en la frontera entre Colombia y Ecuador por paro indígena

La ausencia de turistas es absoluta. El temor de los colombianos de pasar la frontera es notorio, todo, por culpa del paro de los indígenas que ya cumple 16 días.

frontera colombia- ecuador.jpeg
Frontera Colombia- Ecuador.
BLU Radio.

La poca demanda en la compra y venta del dólar en la zona de frontera entre Colombia y Ecuador está acabando lentamente con la actividad de los cambistas como Gustavo Rosero y Ana María Jaramillo, quienes llevan más de 22 años en el puente internacional de Rumichaca trabajando en el cambio de la moneda.

La ausencia de turistas es absoluta. El temor de los colombianos de pasar la frontera es notorio, todo, por culpa del paro de los indígenas que ya cumple 16 días y que en las últimas horas se anunció que sería de carácter indefinido hasta que el gobierno del presidente Guillermo Lasso no cumpla con la aprobación de las diez exigencias hechas por los manifestantes.

Publicidad

En la zona de frontera, sur de Nariño, límites con el norte del Ecuador, decenas de establecimientos comerciales están cerrados porque sus propietarios dicen que no hay compradores ni mucho menos comensales y que por esta razón es mejor cerrar hasta que la situación vuelva a la normalidad.

Similar o tal vez la peor parte la llevan los conductores de taxi, donde algunos de ellos ya están indignados porque deben hacer las largas filas para lograr abastecerse de combustible y dicen que la falta de pasajeros es el común denominador en la provincia del Carchi, en el norte de Ecuador, frontera de Colombia.

Nadie se atreve a pronosticar que podrá pasar luego de que los dirigentes indígenas manifestaran su descontento con los anuncios del gobierno del presidente Lasso, que dijo que detrás de esta movilización hay ambiciones políticas de generar un golpe de estado para desestabilizar a la nación.

En las calles de Tulcán los habitantes aseguran que la incertidumbre es total desde el 13 de junio cuando comenzó el paro de las comunidades Indígenas agrupadas en la Conacnie (Consejo Nacional de Coordinación de Nacionalidades Indígenas).

Publicidad

Las tres únicas estaciones de servicio que hay en la ciudad de Tulcán se ven abarrotadas de vehículos, cuyos conductores buscan afanosamente gasolina para sus automotores, luego de que el gobierno del Ecuador anunciara que, de continuar las manifestaciones, se ordenara la paralización de la producción petrolera en el Ecuador en dos días.

A pesar de que en las últimas horas el jefe de estado ecuatoriano anunciara que bajaría los precios de los combustibles, que es una de las diez exigencias que hacen las comunidades indígenas, los diputados de la asamblea nacional siguen su debate para aprobar o negar la petición de por lo menos 47 asambleistas que pidieron la destitución del presidente Lasso.

Publicidad

Los habitantes de lado y lado de la frontera entre Colombia y Ecuador dicen que este movimiento indígena tiene afectada la economía, debido a que decenas de fuentes de empleo por ahora siguen suspendidas, especialmente, en pequeños establecimientos comerciales dedicados a la venta de comidas y accesorios para celulares.

Los dueños de unos 50 locales de comidas y venta de minutos manifestaron que solo quieren que se retorne a la normalidad para evitar que sus negocios se declaren en quiebra ante la falta de dinero por culpa del paro.

Los pocos turistas que van de paso al Perú , Chile u otro país, deben tomar la denominada Ruta del Sol, que los conduce vía terrestre hasta las costas ecuatorianas y de allí abordar un vuelo desde Guayaquil hasta su destino final.

Publicidad

En Ipiales, ciudad fronteriza en el sur de Nariño, la situación es compleja porque, de acuerdo a la Cámara de Comercio, las ventas en los 16 días de paro han disminuido hasta en un 60% debido a que el comercio se sostiene con los compradores ecuatorianos. Esto, a pesar de que el dólar se cotiza a $4.030 pesos colombianos. Además, los comparadores del vecino país son muy escasos por culpa de las manifestaciones.

Dirigentes sindicales del Carchi en Ecuador insisten que, para terminar con el paro, la Conaie asegura que el gobierno debe, además de ordenar bajar los precios de la gasolina Extra y ecopaís y el diésel, condonar las deudas con entidades crediticias, reglamentar precios justos de los productos del campo, aumentar el presupuesto en salud y educación, pagar las deudas con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y mejorar sustancialmente las fuentes de empleo.

Publicidad

Asimismo, los dirigentes de las protestas piden prohibir la frontera extractiva minera o petrolera, respetar los 21 derechos colectivos, entre los cuales están la educación intercultural bilingüe y la consulta previa, libre e informada y que no privatizara los sectores estratégicos y garantizar la seguridad ciudadana en todo el país.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.