Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Conducir con tragos nos hace potenciales asesinos: la irresponsabilidad ha cobrado 121 vidas en 2021

Estamos ante un aprendizaje cultural que tenemos que enfrentar seriamente. Necesitamos más campañas culturales que demuestren las consecuencias de las acciones irresponsables.

alberto linero .jpg
Alberto Linero
Foto: Alberto Linero

Conversaba con amigos de Santa Marta y me contaban sobre todo el dolor que recorre las calles de una ciudad tan pequeña como esta, por los jóvenes muertos en el accidente de Gaira, pero a la vez me encontraba con otra noticia de un accidente en la vía que une a los municipios de Palmira y El Cerrito, en el centro del Valle del Cauca, en la que el conductor también iba borracho.

Dolorosamente estas situaciones no son tan excepcionales como a veces lo pensamos, de hecho, este año van 375 accidentes, con un saldo de 121 muertos y 525 lesionados en las calles y carreteras de Colombia según la Agencia Nacional de Seguridad Nacional, siendo el exceso de velocidad, el irrespeto de las señalizaciones de tránsito y el conducir bajo los efectos del alcohol, las principales causas de estos accidentes.

Con tanto dolor y culpas que estas acciones generan me pregunto: ¿Por qué siguen algunos conduciendo alcoholizados? ¿Qué los impulsa a poner en riesgo sus vidas y la de los demás de esa manera? o ¿Será que Rubén Blades tiene razón cuando dice en una de sus canciones que “el borracho está convencido que a él el alcohol no le afecta los sentidos, y que por el contrario sus reflejos son mucho más claros y tiene más control”?

Estamos ante un aprendizaje cultural que tenemos que enfrentar seriamente. Para ello es necesario todo tipo de campañas culturales que sigan mostrando las consecuencias que generan este tipo de acciones irresponsables, y que logren desestimular esta práctica, pero también se tienen que generar estrategias que permitan atrapar y castigar firmemente a las personas que las cometan.

Nos cuesta cambiar las rutinas y dinámicas que durante mucho tiempo hemos vivido, pero hay que hacerlo. No podemos simplemente indignarnos ante los hechos, sino responder con inteligencia en busca de prevenirlos. Todos tenemos que ayudar a que se entienda que conducir embriagados nos hace potenciales asesinos y que hay experiencias que marcan el alma para siempre. Que un supuesto momento de diversión no termine en una desgracia para nadie.

Escuche la reflexión de Alberto Linero en Mañanas BLU:

Publicidad

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.