Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

La papa caliente de la extradición de Jesús Santrich

Análisis de Ricardo Ospina

303906_Blu Radio. 'Jesús Santrich' // Foto: AFP
Blu Radio. 'Jesús Santrich' // Foto: AFP

Definitivamente, la extradición de Jesús Santrich se volvió una “papa caliente” para el Estado colombiano, no solo por el cantinflesco episodio de la carta rogatoria que no se sabe si llegó o no al Departamento de Justicia de Estados Unidos, sino porque esa decisión quedó atrapada en medio del cruce de interpretaciones sobre la ley que rige a la Justicia Especial para la Paz, algunas de ellas influenciadas por motivaciones políticas.

El asunto de fondo sigue siendo el mismo: mientras la JEP y sectores defensores del acuerdo de paz con las Farc insisten en señalar que la Corte Constitucional concedió facultades a los magistrados del tribunal especial de paz para que practiquen pruebas que les permitan analizar si “Santrich” cometió o no delitos relacionados con narcotráfico después del 1 de diciembre de 2016, otras voces como la del Fiscal general y la del embajador de Estados Unidos, han dicho que según el ordenamiento jurídico colombiano, la justicia colombiana no está facultada para pedir pruebas en este tipo de procedimientos.

En las últimas horas, el embajador Whitaker dijo que a Estados Unidos no ha llegado solicitud alguna sobre pruebas en el caso Santrich y advirtió que ya han entregado todo lo que se necesita para que se avale su extradición por presuntos tratos con el cartel de Sinaloa, mientras que la Ministra de Justicia Gloria María Borrero había dicho el viernes pasado, y lo reiteró ayer, que sí tiene conocimiento de que la famosa carta por fin había llegado al Departamento de Justicia.

Sobre la libertad de Jesús Santrich, el fiscal general dijo que no está prevista dentro de los trámites de extradición y que la demora en definir el caso, más de 294 días, no es de la Fiscalía ni del gobierno, sino de la JEP. (Santrich está detenido desde el 9 de abril de 2018).

A todo esto, hay que agregar que la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez pidió a la JEP avalar la extradición de Jesús Santrich, según dijo, porque no debe haber ambigüedad frente al narcotráfico.

Publicidad

Hoy, una semana después del macondiano episodio de la carta que nunca llegó, seguimos esperando que nos expliquen los motivos de esta vergüenza política y diplomática y que alguien, al menos por una vez, asuma la responsabilidad de sus errores. 

 

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO