Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Suscríbase y reciba las historias y los hechos que son noticia en Colombia y el mundo
Activar
No activar

Publicidad

¿Qué viene para la Corte tras separar de sus funciones al magistrado Malo?

Malo ya pasó a la historia como el primer magistrado relevado de su cargo por haber perdido la confianza de sus compañeros.

¿Qué viene para la Corte Suprema y para el escándalo de corrupción del ‘cartel de la toga’ luego de que finalmente y tras seis meses de intentos fallidos ese tribunal, finalmente, pudiera relevar de sus funciones a Gustavo Malo Fernández?
 
En primer lugar, hay que destacar que la Corte Suprema pudo aplicar su nuevo reglamento, que contempla este tipo de determinaciones, pero a pesar de todo, deja en la opinión pública la desazón y la incertidumbre de que, pese a esta medida, Malo seguirá devengando por ahora un salario cercano a los 32 millones de pesos mensuales.

Adicionalmente, queda en el aire la sensación, equivocada por supuesto, de que los magistrados se dejaron ‘tomar del pelo’ durante medio año de Gustavo Malo, quien por medio de rocambolescas incapacidades médicas y hasta certificados de calamidades domésticas extrañas, había logrado eludir a sus compañeros.

Pero mirando hacia el futuro, a Gustavo Malo le queda un camino espinoso, porque está ad portas de que la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes apruebe la propuesta para acusarlo por varios delitos relacionados con la compra y venta de expedientes y libertades de congresistas y aforados mientras ostentó uno de los cargos más altos de la justicia colombiana.

Si el caso avanza a las plenarias de Senado y Cámara, Malo seguramente será suspendido de su cargo y tendrá que enfrentar un juicio tras haber sido declarado indigno ante la misma Corte Suprema de Justicia.

Malo ya pasó a la historia como el primer magistrado relevado de su cargo por haber perdido la confianza de sus compañeros y, ahora, si así lo decide el Congreso, tendrá que explicar a la Corte si es cierto lo que dicen, entre otros, Gustavo Moreno y algunos de sus exmagistrados auxiliares, en el sentido de que habría recibido cerca de 2.600 millones de pesos para engavetar procesos, decisiones y hasta para embolatar órdenes de captura a congresistas como Musa Besaile y Álvaro Ashton.
 
Para la Corte Suprema, aunque el daño ya está hecho, ha demostrado independencia y ha logrado separar a uno de sus miembros hoy bajo la lupa de las autoridades.
 
Le puede interesar: Corte Suprema separa de sus funciones al magistrado Gustavo Malo

Queda solamente preguntarse si hay algún otro magistrado activo que eventualmente haya tenido tratos con el ‘cartel de la toga’ y qué va a pasar con el expresidente de la Corte, Leonidas Bustos, hasta ahora indemne en el proceso, como su colega, el también exmagistrado Camilo Tarquino.

Publicidad

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO