Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

“Triage no es una barrera de atención”: médicos emergenciólogos responden a presidenta de ADE

La médica emergencióloga Juliana Granada aseguró que el triage no es mecanismo utilizado para negar la atención a los pacientes, sino un proceso de clasificación que permite determinar qué pacientes necesitan ser asistidos de manera más rápida y en qué tiempo.

363569_paciente_coronavirus_afp_0.jpg
Paciente
Foto: AFP, referencia

La propuesta de eliminar el triage en los servicios de urgencias, planteada por la presidenta de la Asociación de Educadores de Bogotá (ADE), Nelly Daza, desató una ola de críticas por parte de médicos y colegios médicos en Colombia, pues argumentó que el triage actúa como “una barrera para la atención”; una nueva polémica en medio de la crisis que atraviesa el sistema de salud del país.

Una de las voces que se pronunció y rechazó estas afirmaciones fue la médica emergencióloga Juliana Granada, quien aseguró que no es una barrera. Según mencionó en diálogo con Mañanas Blu, con Néstor Morales, no es un mecanismo utilizado para negar la atención a los pacientes, sino un proceso de clasificación que permite determinar qué pacientes necesitan ser asistidos de manera más rápida y en qué tiempo, según la normatividad en Colombia.

“Nosotros, desde la Asociación Colombiana de Especialistas en Medicina de Urgencias y Emergencias, creemos que es una declaración desafortunada porque se la están dando a la opinión pública sin tener el conocimiento del tema con un profundo desconocimiento de qué es el triage, para qué se hace cuando y dónde se inventó y cuál es la finalidad. El triage no es un mecanismo de barrera, no es un mecanismo utilizado para no atender a un paciente. El triage es un proceso de clasificación en el cual podemos definir qué paciente necesita más rápidamente ser atendido y en qué tiempo, pero en ningún momento es una barrera de atención a los pacientes”, aseveró.

Cabe recordar que el sistema del triage no es exclusivo en el país, por el contrario, se aplica en hospitales de todo el mundo. La clasificación se realiza con base en los signos vitales y el motivo de consulta del paciente. Se asigna una clasificación que va desde el triage uno hasta el cinco. La doctora Granada recalcó que el triage no es una consulta médica, sino que ayuda a priorizar la atención de las personas.

Publicidad

En relación al tiempo de atención, cada institución determina cuánto tiempo se debe esperar según la clasificación del paciente, añadió. Por ejemplo, en algunas instituciones, los pacientes con triage tres son atendidos en 70 minutos, mientras que en otras pueden esperar hasta 90 minutos. Sin embargo, Granada aclaró que en ningún momento se devuelve a un paciente a casa en función de su triage.

En ese sentido, reconoció que en Colombia se abusa un poco de las emergencias debido a la falta de citas y asignaciones ambulatorias. Las personas acuden a urgencias porque es el único lugar donde pueden recibir atención, incluso, para problemas que podrían ser atendidos en una cita prioritaria. Por eso, resaltó la importancia de priorizar la atención de pacientes con verdaderas urgencias, como infartos, por sobre aquellos con síntomas leves.

Publicidad

  • Publicidad