Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Las medidas cautelares solicitadas a la CIDH por el exsecretario de seguridad de Cali, Carlos Soler

Tras presentar su renuncia por la serie de escándalos en los que se ha visto comprometido, el exfuncionario manifestó que su vida corre peligro.

Carlos soler seguridad y justicia.jpeg
Foto: Suministrada.

Una racha de escándalos por la contratación de exmilitares con procesos por narcotráfico, interceptaciones ilegales, homicidio, entre otros, en la secretaría de seguridad de Cali , sumado a un audio filtrado del hasta entonces titular de la dependencia, Carlos Soler, en el que manifestaba que a quien se metiera con él se lo iba a 'cargar', fue el detonante para que el hombre presentara su renuncia durante el pasado domingo 22 de mayo.

Tras ser aceptada por el alcalde Jorge Iván Ospina, se anunció que el ahora exsecretario Soler entregó un documento de siete páginas a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, solicitando medidas cautelares para su protección. BLU Radio tuvo acceso a ese documento y estos fueron los puntos que trató.

Publicidad

"Me encuentro en una situación grave y urgente de sufrir daños irreparables en lo que refiere a los derechos humanos fundamentales a la vida, integridad personal, buen nombre, intimidad, derecho al trabajo, dignidad humana, debido proceso, legalidad, presunción de inocencia, derecho a la familia y derechos del niño", dice Soler en el documento.

Agregó que tras cumplir con los requisitos, se retiró el 22 de mayo del 2020 del Ejército Nacional por decisión propia y no porque pesara sobre él alguna investigación, sanción penal, disciplinaria o administrativa.

A través de Twitter, el sargento en retiro del Ejército Alexánder Chala reveló los contratos con exmilitares y el audio en el que Soler se refería a él. Por sus fuertes palabras, posteriormente el exsecretario aclaró, a través de un comunicado, que significaban denunciar formalmente.

En el documento entregado a la CIDH, Carlos Javier agregó todas las evidencias, manifestando que lo que se hizo fue atentar contra su buen nombre y dejar en riesgo a su esposa y sus tres hijos, todos menores de edad.

Publicidad

"Me endilgó de manera directa relaciones y propósitos delincuenciales con los que no tengo ninguna relación, todo ello utilizando una red social digital de su exclusivo control, vulnerando y poniendo en riesgo mis derechos humanos fundamentales y los de mi familia", dice Soler.

Lea también:

Publicidad


Igualmente, señaló que ha sido una persecución política, por parte de concejales como Ana Erazo.

"Este ataque mediático coordinado tiene un claro tinte político, como queda demostrado en las respuestas intercambiadas entre el autor y la concejal esa misma tarde... Durante la última semana he debido variar mis desplazamientos y estar más atento (por el) riesgo generado, ya que el esquema de seguridad que tengo, me ha venido informado que han detectado movimientos sospechosos de personas en moto haciendo filmaciones en mi lugar de domicilio y de trabajo", añadió.

El exfuncionario confirmó que, ante la sospecha de la presunta violación a la privacidad de sus comunicaciones privadas, el 20 de mayo instauró una denuncia penal ante la Fiscalía. Solicitó que se ordene al Estado colombiano incrementar su esquema de seguridad con nivel de riesgo extraordinario para él y su familia.

Escuche el podcast Sin Tabú:

Publicidad

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.