Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Oración del Magnificat

El Magnificat, una oración arraigada en el cristianismo, es un cántico de humildad y alabanza que ha inspirado a millones de personas a lo largo de los siglos.

Magnificat
Magnificat
Foto: Aciprensa

En el mundo de la espiritualidad y la fe, existen textos y oraciones que han dejado una huella indeleble en la historia de la religión. Uno de esos tesoros es el "Magníficat," también conocido como el "Cántico de María". Esta oración, arraigada en el cristianismo, es un cántico de humildad y alabanza que ha inspirado a millones de personas a lo largo de los siglos.

El Origen del Magníficat

El Magníficat se encuentra en el Evangelio según San Lucas, específicamente en el capítulo 1, versículos del 46 al 55. Es parte de un diálogo entre María, la madre de Jesús, y su prima Isabel, quien está embarazada de Juan el Bautista. Cuando María visita a Isabel, su corazón rebosa de alegría y gratitud, y comienza a recitar este poderoso canto de alabanza a Dios.

Oración del Magnificat

(Lc 1, 46-55)

Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.
++++++
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí
su nombre es santo, y su misericordia
llega a sus fieles de generación en generación.
+++++++
El hace proezas con su brazo
dispersa a los soberbios de corazón
derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.
+++++++
Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia
-como lo había prometido a nuestros padres-
en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.

  • Publicidad