Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Etapa 18 del Tour de Francia: Tourmalet y Luz Ardiden despiden la última jornada de montaña

Los cuerpos estarán al límite, por segundo día consecutivo por encima de los 2.000 metros de altitud, donde habrá dos puertos de categoría especial.

Tour de Francia AFP.jpg
Tour de Francia 2021
Foto: AFP

La montaña del Tour 2021 dice adiós por la puerta grande, con el encadenamiento de dos mitos, Tourmalet y Luz Ardiden, dos cimas de categoría especial que gastarán este jueves los últimos cartuchos de los escaladores, dos días antes de la contrarreloj definitiva.

Serán la guinda de una jornada corta, de 129,7 kilómetros entre Pau -que recibirá al Tour por octava vez consecutiva, un récord, para totalizar 73 ediciones- y Luz Ardiden, lo que promete una etapa nerviosa de principio a fin.

Sobre todo porque ya no quedará más terreno para definir la general antes de la crono y porque los ciclistas la afrontan tras cuatro duras jornadas pirenaicas y en el tramo final del Tour, con más de 4.000 kilómetros ya en sus piernas.

Es la ocasión de dejar sobre el asfalto las últimas fuerzas. No hay excusa para guardarse nada.

Los cuerpos estarán al límite, por segundo día consecutivo por encima de los 2.000 metros de altitud, donde el oxígeno es artículo de lujo y la respuesta de las piernas una incógnita.

En ese contexto, la etapa se resumirá a menos de 60 kilómetros de real competición, el encadenamiento de dos clásicos.

Publicidad

El Tourmalet y sus 17,1 kilómetros de pendiente dura, la más dura de las que ofrece el puerto, ascendido por la cara de La Mongie, al 7,3 % de media, con tramos por encima del 10 %, con sus virajes dolorosos que pueden servir de lanzamiento de ataques osados, sobre todo en su tramo final, cuando más empinado aparece el asfalto.

Un ataque en ese terreno puede ser letal, porque tras coronar a sus 2.115 metros, la bajada de 19 kilómetros, rápida y sin complicaciones, conduce sin transición al pie de una nueva subida, Luz Ardiden, otro nombre de prestigio, más corto, 13,3 kilómetros, pero con un desnivel medio similar, 7,4 %.

En sus 25 virajes, tres más que los de Alpe d'Huez, los ciclistas deberán superar un desnivel de 1.000 metros en poco más de 13 kilómetros, sin reposos, ni un metro en el que la carretera no apunte al cielo.

Al cielo y a la gloria, porque la general que salga de su ascenso ya solo quedará pendiente de la última contrarreloj.

La suma de los dos mitos obliga a una intensidad suprema y puede ser letal para cualquier ciclista que no se encuentre en perfectas condiciones.

El Tour llegó por última vez en 2011 a Luz Ardiden, con victoria del español Samuel Sánchez, que inscribió su nombre en una cima donde figuraba ya el de sus compatriotas Pedro Delgado, Laudelino Cubino, Miguel Indurain y Roberto Laiseka.

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias