Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

El conmovedor discurso del director de ‘Another Round’ al ganar Óscar a mejor película internacional

Al recibir su premio, Thomas Vinterberg, entre lágrimas, habló de su hija Ida, cuya muerte en un accidente automovilístico al inicio del rodaje casi acabó con el proyecto.

Thomas Vinterberg
Thomas Vinterberg /
Foto AFP

"Another round", una conmovedora oda a la vida a través de una improbable y peligrosa experiencia alcohólica, ganó este domingo el Óscar a mejor película internacional después de haberse quedado por poco sin ver la luz, debido a la trágica muerte de la hija de su realizador, el danés Thomas Vinterberg.

Al recibir su premio, el director, entre lágrimas, habló de su hija Ida, cuya muerte en un accidente automovilístico al inicio del rodaje casi acabó con el proyecto, y a quien la película está dedicada.

"Si alguien se atreve a creer que ella está aquí de alguna manera, podrá verla aplaudiendo y vitoreando con nosotros", dijo Vinterberg, emocionado. "Terminamos haciendo esta película para ella, como un monumento a ella".

La comedia dramática dirigida por Thomas Vinterberg que se sumerge en los altibajos del culto danés a la bebida se alzó frente a "Better Days" (Hong Kong), "Collective" (Rumania), "The Man Who Sold His Skin" (Túnez) y "¿Quo Vadis, Aida?" (Bosnia).

"Druk" -embriaguez, su título original en danés; "Otra ronda" en los países de habla hispana- sigue a cuatro amigos de siempre, profesores de la misma escuela secundaria que sobrellevan la monotonía cerca de Copenhague. Entre ellos Martin, un deprimido profesor de historia en plena crisis de los cuarenta interpretado por la estrella danesa Mads Mikkelsen.

Publicidad

La pequeña banda decide entonces inspirarse en una teoría atribuida al psiquiatra noruego Finn Skårderud -pero desmentida por él- según la cual el ser humano nace con un ligero déficit de alcohol en la sangre.

Beben entonces para estar permanentemente a 0,5 g de alcohol, desde el despertar hasta la cena, y registran escrupulosamente los efectos del experimento.

Después de los primeros resultados alentadores de una embriaguez liberadora, la situación degenera -aunque la película se niega a la vez al juicio moral o a toda glorificación del alcohol- y se revela a menudo divertida.

"'Another round' está pensada como un homenaje a la vida, como una reconquista de la sabiduría irracional liberada de toda lógica ansiosa, que busca el deseo mismo de vivir (...) con consecuencias a veces trágicas", resumió Vinterberg en el estreno de la película el año pasado.

Pero esta oda a la vida está íntimamente ligada a una muerte brutal y trágica: el 4 de mayo de 2019, cuatro días después del comienzo del rodaje, el realizador, que se dio a conocer por "Festen" (1998, "The Celebration"), perdió a su hija Ida, entonces de 19 años, en un accidente de tráfico con su madre en una autopista belga.

Publicidad

Su automóvil detenido en un embotellamiento fue golpeado por detrás por un conductor que usaba el teléfono y se estrelló contra el camión que tenía adelante.

La filmación se interrumpió pero, aunque devastado, Vinterberg decidió terminar la película, que le dedica a ella. Para él, el proyecto cambia entonces de dimensión.

"Ser devuelto a la vida"

"La película ya no debía hablar solo de beber. Debía hablar de ser devuelto a la vida", explicó Vinterberg en la única entrevista extensa dedicada a la muerte de su hija, en junio de 2020.

Seleccionada para la edición 2020 finalmente anulada del Festival de Cannes, "Another round" ya ha ganado numerosos premios, entre ellos un Bafta a la mejor película en lengua no inglesa y en Francia el César a la mejor película extranjera.

Éxito en los países donde ha podido salir en salas, la cinta es llevada por la actuación de Mikkelsen, quien encuentra allí a Vinterberg después de su éxito común en "The Hunt" ("La caza", 2012).

Publicidad

En particular, muestra su talento como antiguo bailarín profesional en el pegajoso tema musical "What a life", convertido en el himno del film.

Es la cuarta vez que una producción danesa gana el Óscar a la mejor película internacional --o extranjera, como se conocía a la categoría anteriormente--, después de "En un mundo mejor" de Susanne Bier en 2011, "Pelle el conquistador" de Bille August en 1989 y "El festín de Babette" de Gabriel Axel en 1988.

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias