Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

A juicio disciplinario alcalde de Cali por presuntas irregularidades en contratos de Feria en 2020

A través del comunicado, la Procuraduría señaló que la administración municipal pudo incurrir en graves omisiones en la contratación de la Feria Virtual.

Jorge Iván Ospina
Jorge Iván Ospina
Foto: Blu Radio

La Procuraduría llamó a juicio disciplinario al alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina y al secretario de Cultura de la ciudad,José Darwin Lenis Mejía por presuntas irregularidades en la organización de la Feria de Cali de 2020.

De acuerdo con las investigaciones de la Procuraduría, todos se debe a presuntas irregularidades en contrataciones.

"Al parecer el convenio entre la ciudad y Corfecali para su organización se habría firmado por 11.955 millones de pesos sin contar con estudios previos integrales, serios y suficientes que justificaran ese valor, pues fue fijado a partir de una indexación de costos de los tres años anteriores, sin tener en cuenta que en 2020 los eventos se realizarían de forma virtual por la pandemia del COVID-19", señala el comunicado del ente de control.

A través del comunicado, la Procuraduría señaló que la administración municipal pudo incurrir en graves omisiones en la contratación de la Feria Virtual.

Publicidad

Los estudios previos realizados para la organización de los eventos no incluyeron la metodología utilizada para calcular los precios de estos.

Esto llevó a que se hiciera referencia únicamente a información histórica sin tener en cuenta que los presupuestos pasados no eran aplicables para la realización de una feria virtual.

Publicidad

De acuerdo con el órgano de control, el alcalde Ospina pudo incurrir en una omisión de sus funciones de control, vigilancia y supervisión sobre el proceso de contratación, que estaba en cabeza del secretario de Cultura Lenis Mejía, pues no le habría advertido sobre los cambios contractuales que implicaba la organización de la Feria, no le requirió informe alguno sobre la metodología para fijar los costos y tampoco le pidió una explicación por la inclusión de aspectos que eran propios de eventos presenciales.

La Procuraduría ha calificado la presunta conducta del alcalde Ospina Gómez como una falta grave cometida a título de culpa gravísima, mientras que la actuación del secretario de Cultura, Lenis Mejía, ha sido clasificada como gravísima a título de culpa gravísima.

También le puede interesar:

  • Publicidad