Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Desarrollan cerveza y vino sin alcohol que embriagan sin dejar resaca

Mientras que otras bebidas no alcohólicas intentan replicar el sabor de las bebidas reales, estos productos contienen una mezcla de ingredientes botánicos que engañan al cerebro haciéndole creer que está borracho.

Sentia
Sentia, botella de vino
Foto: Sentia

Sentia, una bebida espirituosa que imita los efectos del alcohol pero, lo más importante, no contiene alcohol, fue lanzada el año pasado por GABA Labs, con sede en Hertfordshire. El equipo detrás de las bebidas, encabezado por el ex zar gubernamental de las drogas, el profesor David Nutt, ha revelado ahora planes para reforzar su gama de productos en 2024, que incluirá cerveza sin alcohol y vino espumoso.

Mientras que otras bebidas no alcohólicas simplemente intentan replicar el sabor de las bebidas reales, los productos de GABA Labs contienen una mezcla secreta de ingredientes botánicos que engañan efectivamente a la química interna del cerebro haciéndole creer que está borracho.

Una botella de Sentia, que cuesta poco menos de £30, muestra que incluye alrededor de una docena de ingredientes más que una bebida normal: magnolia, salvia, cáscara de naranja, anís estrellado, ginseng, cardamomo negro, tomillo, canela, centella, romero, jengibre nigeriano. , ginkgo, ajenjo y más. La etiqueta también presenta una advertencia común a muchas de las bebidas que busca emular: no consumir si está embarazada o amamantando.

"Tenemos una serie de productos que nos gustaría llevar al mercado durante 2024 y estamos muy, muy entusiasmados", dijo el cofundador David Orren.

Publicidad

"Será además una cerveza o una variedad de cervezas, y también vino espumoso; es una bebida muy parecida al champán, que ha funcionado muy bien con las pruebas limitadas que hemos realizado", agregó.

Los productos de GABA Labs que ya están disponibles vienen en dos sabores: rojo y negro. Para servirlo recomiendan tomarlo solo o mezclarlo con un refresco o ginger ale.

Publicidad

¿Qué causa la resaca?

Si alguna vez ha tenido resaca, sabrá algunos de los efectos desagradables que puede provocar el alcohol. Desde dolores de cabeza, náuseas y mareos hasta sensación de agotamiento, la resaca puede arruinar el día. Todos sabemos que el alcohol es el culpable.

En primer lugar, el alcohol es tóxico y cada vez que lo bebe, su hígado trabaja para deshacerse de él. Las sustancias creadas como subproductos de la eliminación del alcohol por parte del cuerpo podrían crear síntomas de resaca al causar inflamación y cambios temporales en el sistema inmunológico.

Una de estas sustancias es el acetaldehído, un subproducto tóxico que produce el cuerpo cuando bebe alcohol y que es en parte responsable de esa sensación de aturdimiento. La deshidratación es otra gran causa de resaca. Porque el alcohol hace orinar más y puede provocar mareos, aturdimiento y cansancio si no se repone este líquido.

Publicidad

Por otra parte, el ingrediente milagroso que emula al alcohol es un secreto muy bien guardado. Pero cómo funciona está en el nombre del fabricante. El potente brebaje de Sentia activa un neurotransmisor en el cerebro conocido científicamente como ácido gamma-aminobutírico (Gaba), del mismo modo que unos tragos de tequila, copas de vino o botellas de cerveza. Si bien es posible que no sepa el nombre, reconocerá el efecto, ya que los receptores Gaba ayudan a relajar el cerebro.

Por eso, es posible que se sienta más sociable, ligero y alegre después de unas cuantas copas. Pero a diferencia del alcohol, los efectos de Sentia desaparecen después de dos o tres tragos, lo que significa que la gente no puede "emborracharse" demasiado. Además, no provoca la acumulación de otras sustancias químicas en el cuerpo que provoca el alcohol y que están detrás de la resaca.

Publicidad

Tampoco conlleva ninguno de los problemas de salud a largo plazo que puede provocar el consumo regular y excesivo de alcohol, como cáncer, problemas hepáticos y obesidad.

  • Publicidad