Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Por comer pescado crudo a una mujer le amputaron sus cuatro extremidades

En un esfuerzo por salvar su vida, los médicos se vieron obligados a realizar una cirugía extremadamente dolorosa: la amputación de los brazos y las piernas.

Cirugía.jpg
Blu Radio
Cirugía / Foto: AFP

Una tragedia reciente ha conmocionado a la comunidad de Estados Unidos, cuando una mujer de 40 años, identificada como Laura Barajas, perdió sus cuatro extremidades después de consumir pescado crudo. Lo que parecía ser una comida familiar rutinaria se convirtió en una pesadilla médica que ilustra los peligros potenciales de ciertos alimentos crudos.

Laura Barajas compró el pescado en un mercado local y lo preparó en casa, como lo había hecho en numerosas ocasiones. Sin embargo, poco después de consumirlo, comenzó a experimentar síntomas alarmantes que la llevaron a ser hospitalizada de inmediato. Los médicos la diagnosticaron con sepsis, una infección grave del torrente sanguíneo.

Su condición empeoró rápidamente, y los médicos se vieron obligados a inducirla a un coma y conectarla a un respirador artificial. La sepsis resultó en un daño devastador en sus riñones, y sus manos y pies empezaron a ponerse negros debido a la falta de flujo sanguíneo.

En un esfuerzo por salvar su vida, los médicos se vieron obligados a realizar una cirugía extremadamente dolorosa: la amputación de los brazos y las piernas. La sepsis se atribuyó a la bacteria Vibrio vulnificus, conocida por su agresividad.

Publicidad

Amigos y familiares de Laura se han unido para apoyarla en esta difícil situación. Una amiga cercana, Ana estableció un fondo de donaciones para ayudar a cubrir los costos médicos, que ascienden a 36,000 dólares, más de 140 millones de pesos colombianos. Ana reflexionó sobre la fragilidad de la vida y la importancia de valorar lo que se tiene.

Los expertos en salud advierten que casos como el de Laura no son infrecuentes en los Estados Unidos, con entre 150 y 200 casos de infecciones por Vibrio vulnificus reportados anualmente. Alarmantemente, una de cada cinco personas infectadas no sobrevive.

Publicidad

Las autoridades están instando a la precaución y la higiene en la preparación y el consumo de alimentos crudos, así como a evitar actividades como nadar en piscinas si se tiene una herida abierta. También se recomienda elegir cuidadosamente los lugares donde se consumen alimentos crudos, optando por restaurantes de confianza para reducir el riesgo de infección.

Le puede interesar:

  • Publicidad