Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Estado colombiano será juzgado por Corte IDH por desaparición después de Operación Orión en 2002

La CIDH, además, advierte que no consta que el Estado haya tratado de proporcionar una respuesta sobre el paradero de Arles Edisson Guzmán Medina, quien desapareció en Medellín, el 30 de noviembre de 2002.

Corte CIDH.jpg
Corte CIDH //
Twitter Corte CIDH

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) anunció que decidió presentar ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), el caso de Arles Edisson Guzmán Medina, quien desapareció en Medellín, el 30 de noviembre de 2002.

El control de la zona por grupos paramilitares en ese año fue posible justamente por medio de la ejecución de la Operación Orión, ocurrida a finales de octubre de 2002, semanas antes de la desaparición de la víctima. En el marco de dicho operativo se perpetraron graves violaciones de derechos humanos. La operación fue una clara muestra de las relaciones existentes entre grupos paramilitares y el Ejército nacional
Dijo la CIDH

Guzmán habría sido sacado a la fuerza de un restaurante por dos personas que, según la CIDH, se identificaron como paramilitares y buscaban llevarlo a donde un comandante para ser interrogado.

“Existen una serie de indicios que comprueban que los grupos paramilitares operaban con el consentimiento de agentes estatales, tales como el vínculo ya acreditado por la CIDH y la Corte IDH entre grupos paramilitares y miembros de la fuerza pública en Colombia”, agregan.

El órgano internacional, además, advierte que no consta que el Estado haya tratado de proporcionar una respuesta sobre el paradero de la víctima.

“La comisión concluyó que el Estado violó el derecho a la personalidad jurídica, la vida, la integridad y la libertad personales reconocidos por la Convención Americana”.

Por último, explican que la investigación se suspendió en 2004, sin que se hubieran agotado todas las líneas de investigación y que, al haber sido una desaparición forzada, se debía dar una respuesta exhaustiva desde el momento en que se reportó la desaparición.

Publicidad

“Hasta la fecha transcurrieron casi 17 años, y las diligencias promovidas para juzgar a todos los responsables y determinar el paradero de la víctima son escasas”, agrega.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.