Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

“Estamos para dar la vida”: compañero de policía que murió al evitar robo

Ánderson Castro relata los hechos en los que murió su compañero en Bogotá, cuando a tiros se enfrentó a ladrones e impidió el robo de un asadero...

tmp_1599671455372.jpg

de pollos.

 

Castro, de 23 años, fue amigo y compañero de Nauzán desde hace un año, cuando llegó a trabajar a la estación de Bosa. “Aparte de mi jefe, era mi hermano”, dice antes de comenzar a describir lo sucedido en la carrera 72 con calle 91.

 

Allí, en la noche del pasado martes,  un ciudadano les informó sobre el robo a un asadero, al que acudieron sin pensarlo dos veces. “Llegando al lugar uno de los delincuentes nos ve y se sorprende. Mi teniente se fue por un lado y yo por el otro rodeando el lugar, cogimos a uno. Los otros salieron a dispararnos, hubo cruce de disparos. En ese momento mi teniente cayó, se levantó, jaló al delincuente que también estaba herido. Los otros salieron a correr pero a media cuadra cayó otro”, relata en Mañanas BLU.

 

Publicidad

Castro continuó: “Mi teniente comenzó a decirme que nos fuéramos porque estaba herido. Inmediatamente fui a traer el carro que tenía en la esquina. Él todavía estaba caminando, tenía su herida pero fue valiente”.

 

El camino al hospital fue igual de dramático: “Él miraba lo angustiado que yo iba, me decía que le dolía un poco el pecho”.

 

Sin embargo, luego de varias horas de lucha, la vida se le escapó al subintendente Nauzán, fallecido a causa de un disparo en el pecho en la madrugada del miércoles.

 

Publicidad

“Valió la pena, esa es la labor de nosotros, estamos para dar la vida”, comenta sin titubear el patrullero Ánderson Castro, quien aún se pregunta porque su “hermano” no llevaba esa noche el chaleco antibalas de siempre.

 

“Íbamos a evitar un hurto para que la ciudadanía se sienta agradecido con uno”, concluye al defender su noble labor.

 

El subteniente Raúl Nauzán, de 32 años, murió este miércoles a causa de varios impactos de bala que le propinaron cuando llegó a impedir el robo a un asadero de pollos en Bosa.

 

Publicidad

Los hechos ocurrieron en el barrio Metrovivienda, donde hombres llegaron con armas de fuego a asaltar el local y se encontraron con la rápida acción de la Policía. Uno de los delincuentes falleció en el lugar, otro fue capturado y otro escapó.

 

Sánchez reveló que Nauzán llevaba 16 años en la Policía e hizo una carrera desde patrullero, siendo ascendido por méritos a subintendente hace año y medio. Había contraído matrimonio hace dos meses, era un hombre brillante, de una sensibilidad humana inmensa, apreciado y muy querido como líder del cuadrante en la localidad de Bosa, recordó el general Édgar Sánchez, comandante de la Policía Metropolitana.

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO