Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Suscríbase y reciba las historias y los hechos que son noticia en Colombia y el mundo
Activar
No activar

Publicidad

Los juegos olímpicos más custodiados de la historia se inauguran este viernes

Los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi-2014, que comienzan oficialmente el viernes, echan a andar con el aspecto deportivo en un segundo plano mientras...

tmp_1599671455372.jpg

se habla de la extremas medidas de seguridad y de las protestas en el mundo por las leyes anti-gay rusas.

 

El evento, los Juegos Olímpicos más caros de la historia con unos gastos de 50.000 millones de dólares en infraestructuras, cuenta además con la baja por lesión de una de las estrellas de los deportes de invierno, la esquiadora estadoundense Lindsay Vonn.

 

Antes estas circunstancias, los 3.000 deportistas participantes en el evento están deseando que comienza la competición y se hable un poco más de ellos.

 

Publicidad

Pero una ciudad tomada por 37.000 policías, cuando la población de Sochi es de 350.000 personas, hace que las medidas extremas de seguridad, para evitar atentados de los grupos islámicos de las repúblicas del Cáucaso del Norte, sean las protagonistas hasta ahora.

 

La celebración de los Juegos en Sochi, una estación balneario a 1.400 kilómetros al sur de Moscú, era una obsesión para el presidente ruso Vladimir Putin, que ha conseguido que en el mismo lugar se dispute un gran premio de Fórmula 1 en septiembre.

 

La grandilocuencia de estos Juegos, lo más caros de la historia y los de mayores medidas de seguridad, también afectó a la llama olímpica, que recorrió unos 65.000 km a través de Rusia, el mayor trayecto de todas las ediciones del evento, en verano o invierno, con etapas en el Polo Norte, en el monte Elbrouz (cima más alta de Europa con 5.642 m), en el lago Baikal e incluso en el espacio.

 

Publicidad

Pero es la seguridad la que ha convertido en protagonista y obsesión de los estos Juegos. La preocupación se ha acrecentado después de los dos atentados suicidas que causaron 34 muertos a finales de diciembre en Volgogrado, a 700 kilómetros de Sochi.

 

Todas las llamadas telefónicas y las conexiones a internet serán vigiladas por el poderoso Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB).

 

Pero el acontecimiento cuenta con un gran componente político. Algunos dirigentes occidentales ya lo han 'desairado', con el presidente estadounidense Barack Obama a la cabeza.

 

Publicidad

Tanto él como sus homólogos de Francia y Alemania han anunciado que no asistirán a la ceremonia de inauguración del viernes en el estadio Fisht de Sochi, que comenzará como símbolo del año de los Juegos.

 

Estas ausencias se interpretan como una protesta contra las violaciones de los derechos humanos en Rusia.

 

Con AFP.

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO