Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

"Con la primera impresión que quedo es que somos una sociedad enferma": Linero sobre feminicidios

No podemos negarnos a la existencia de los feminicidios. Algo no hemos hecho bien por las cifras que vemos diariamente. Negar esta realidad es una manera de permitir que siga pasando.

alberto linero .jpg
Alberto Linero
Foto: Alberto Linero

Quedé impactado sin poder hacer nada. Estaba leyendo los mensajes que llegan a mis redes, y me encontré con una tía que pedía ayuda para su sobrino. Me describió la situación. Él menor está viviendo con ella, porque su papá está en la cárcel por haber matado a la mamá (feminicidio). La tía, que está acompañando al menor en ese proceso de crianza, no tiene muchas habilidades y no se siente preparada para eso. Aunque el niño está cruzando un proceso psicológico, ella pide ayuda. No supe qué responder.

El tema no es nada fácil de abordar. Son estos dramas humanos que parecieran ser más comunes de lo que se piensa. El mensaje me impactó, y confieso que no terminaba de salir del asombro, cuando nos dimos cuenta de cómo en el día de la madre se registraron 4 feminicidios en el país, los cuales lastimosamente se suman a los 133 que se habían contado este año hasta finales de marzo.

Con la primera impresión que quedo, es que somos una sociedad enferma. Y no podremos salir adelante si no logramos reconocerlo y trabajar en mejorarlo. No podemos negarnos a la existencia de los feminicidios. Algo no hemos hecho bien por las cifras que vemos diariamente. Negar esta realidad es una manera de permitir que siga pasando.

Más allá de hacer lo necesario, que es velar porque el Estado no incumpla una de sus funciones, quisiera que pensáramos en tres puntos que considero fundamentales para poder sanar como sociedad:

Publicidad

  • Tenemos que preguntarnos por la salud mental, por la forma en la que estamos pensando y cómo esos pensamientos pueden ser más sanos.
  • Es importante revisar también la manera en la que estamos manejando nuestras emociones. Pregunto ¿nos estamos formando para gestionarlas? O ¿sencillamente las dejamos desbordar sin prestarles mayor atención?
  • Necesitamos entender y pensar en cómo estamos resolviendo nuestros conflictos. ¿Dejamos que la frustración nos ciegue y nos haga creer que la violencia es la única salida?

Hay que evitar que un tema tan grave se vuelva parte del paisaje. Las mujeres no son una simple cifra.

Escuche a Alberto Linero:

Publicidad

  • Publicidad