Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

Los puntos claves de la ofensiva total que ordenó Petro contra las disidencias de 'Iván Mordisco'

Las Fuerzas Militares enviarán una flotilla de drones para adelantar tareas de monitoreo, registro y control en tiempo real para que ante una eventual alteración del orden público, las tropas sean alertadas y puedan responder de manera oportuna.

'Iván Mordisco'
'Iván Mordisco'
Foto: AFP

Sin duda, la principal consecuencia de la feroz ofensiva violenta de las disidencias de las Farc, encabezadas por alias 'Iván Mordisco' en los departamentos de Cauca y Valle del Cauca, es la decisión del presidente Gustavo Petro de remover de su cargo al comandante del Ejército, general Luis Ospina, y en su reemplazo, reincorporar al servicio activo al general (r) Luis Emilio Cardozo, actual vicepresidente de Indumil.

El reto más importante para el general Cardozo será liderar la estrategia para retomar el control del orden público en el suroccidente del país, acompañado de las demás fuerzas y bajo la batuta del general Helder Giraldo, comandante de las Fuerzas Militares, luego de la orden que dio el presidente Gustavo Petro, de emprender una ofensiva total en contra del Estado Mayor Central de las Farc.

Dentro de las medidas que serán puestas en práctica está el aumento de recompensa hasta por 500 millones de pesos para quien entregue información que permita la captura de alias 'Marlon', alias 'Esteban Medina', alias 'Pincher', alias 'Oso Yogui', alias 'Pepe' y alias 'Plátano', cabecillas de la columna Jaime Martínez, principal responsable de la violencia en esa zona del país.

Adicionalmente, hay un compromiso del ministro del Interior de invertir 25 mil millones de pesos para la adquisición de cámaras de seguridad con tecnología de punta, la llegada de 100 carabineros de la policía adicionales para el Cauca y la designación del subdirector de la Policía, general Nicolás Zapata, como el coordinador de las acciones de la Fuerza Pública para el restablecimiento del orden público.

Publicidad

Las Fuerzas Militares enviarán una flotilla de drones para adelantar tareas de monitoreo, registro y control en tiempo real para que ante una eventual alteración del orden público, las tropas sean alertadas y puedan responder de manera oportuna. Además se acordó que habrá seis helicópteros del Ejército y dos de la Fuerza Aérea para uso permanente en el Cauca, con el fin de movilizar tropas de manera ágil en caso de ser necesario.

Además se dispuso la llegada de integrantes de las Fuerzas Especiales del Comando General para atender las zonas que han sido objeto de recientes ataques por parte de las disidencias en el norte del Cauca, para mantener intacta la estructura militar que viene adelantando una intensa ofensiva en el sur del Cauca, en el Cañón del Micay, en Argelia, El Mango y El Plateado y así evitar la movilización de armas, droga, insumos y otros elementos ilegales. Esa estrategia ofensiva seguirá utilizando artillería pesada como la que el pasado 25 de abril ocasionó la muerte de 15 integrantes de las disidencias.

Publicidad

Pero sin duda la clave para solucionar de fondo la situación en Cauca implica acabar con los factores que producen inestabilidad a través de las economías ilegales, relacionadas con el narcotráfico y la minería ilegal, para lo cual, debe existir una ambiciosa agenda de inversión social por parte del Estado, sumado a una estrategia para que se rompa definitivamente el cordón umbilical entre algunos habitantes del departamento y las rentas ilícitas, que han llevado a que hoy, a pesar de que algunos teóricos consideran que ya no es rentable el negocio del tráfico de cocaína, solo en el departamento del Cauca haya cerca de 33 mil hectáreas de hoja de coca sembradas y en todo el suroccidente del país, incluyendo Valle del Cauca y Nariño, la cifra sea cercana a las 90 mil hectáreas.

  • Publicidad