Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

No creo que intención de Cavani al llamar negrito a su amigo sea racista, pero cuidemos el lenguaje

Creo que la situación merece que nos hagamos varias preguntas frente a un tema fundamental en las relaciones interpersonales

Alberto Linero
Alberto Linero
Foto: BLU Radio

El pasado 29 de noviembre, el futbolista uruguayo Édinson Cavani anotó dos goles, con los que su equipo el Manchester United le pudo ganar al Southampton; por esto un amigo suyo, que en Instagram usa el Nickname “pablofer2222”, lo felicitó y el goleador le contestó “gracias, negrito”. La expresión fue considerada por la Federación Inglesa de Fútbol (FA) como racista y le significó una sanción de tres partidos sin jugar, más una multa de 100.000 libras esterlinas.

Creo que la situación merece que nos hagamos varias preguntas frente a un tema fundamental en las relaciones interpersonales hoy, que sigue manifestándose cruelmente: el racismo. ¿Estamos exagerando al condenar esta afirmación? ¿Es la expresión “negrito”, en ese contexto, una manifestación racista? ¿Es un problema de traducción? Me hago las preguntas desde una opción personal: la de luchar contra toda manifestación de racismo y desterrar de mi vocabulario cualquier expresión que pueda discriminar al otro por el color de su piel o por cualquier condición.

Frente a la discusión como tal: “La Academia Nacional de Letras del Uruguay declara su más enérgico rechazo a dicha sanción y advierte sobre la pobreza de conocimientos culturales y lingüísticos que esa Federación pone de manifiesto al fundamentar tan cuestionable resolución… el uso que hizo Cavani de la voz “negrito” para dirigirse a ‘pablofer2222’, un fan del futbolista tiene este tipo de tenor cariñoso. Dado el contexto en que se escribió, la persona a la que fue dirigido y la variedad de español que se usó, el único valor que puede tener negrito —y en particular por su índole de diminutivo— es el afectivo”.

Entiendo ambas posiciones, la de la Federación Inglesa de tratar de acabar con el uso de palabras de contenido racista y la de la Academia de Letras de Uruguay que recomienda los contextos, los tonos y los usos de las palabras en los idiomas originales; pero como es un tema tan delicado, prefiero la posición de la Federación Inglesa.

No creo que la intención de Cavani haya sido racista, pero definitivamente estamos llamados a reconvertir nuestro lenguaje, evitando todo tipo de discriminación. No es fácil por nuestras costumbres, pero, por ejemplo, prometo que no volveré a decirle a mi hermano Alexander “negro”, que es como nosotros, que también somos negros, le decimos. Sé que él no se siente mal por eso, pero debemos aprender a expresarnos de otra manera para acabar con el racismo.

Publicidad

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias