Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

Iglesia católica en Nariño mantiene esperanzas en diálogos de paz con la Segunda Marquetalia

De acuerdo con representantes de la institución religiosa, "los colombianos quieren transitar a una sociedad pacífica".

Disidencias de las Farc - referencia.jpg
Disidencias de las Farc - imagen referencia
Blu Radio. Disidencias FARC //magen de referencia. Foto: AFP

Los obispos de Tumaco, Pasto e Ipiales, en Nariño, dejaron clara la postura de la Iglesia ante el proceso que se avecina con las disidencias de las Farc de la Segunda Marquetalia y dicen que tiene que ser un diálogo que permita un acuerdo general para la terminación del conflicto y la construcción de una paz duradera en Colombia.

Monseñor Orlando Olave, obispo de Tumaco, dijo a Blu Radio que la tarea de la Iglesia ha sido clara en la defensa de las víctimas y su reparación e invitó a la Coordinadora Guerrillera del Pacífico a que mire este diálogo con vocación de paz y reconciliación, una oportunidad que le da el gobierno nacional del presidente Gustavo Petro.

Dijo el representante de la Iglesia Católica en el Pacífico nariñense que esta podría ser una nueva ventana para que todos los actores armados en Nariño entiendan que el camino es la reconciliación y la paz.

“Creo que tiene que haber claridad desde el primer ciclo para saber realmente cuál será el futuro de estos diálogos”, insistió monseñor Olave.

Publicidad

Olave advirtió, sin embargo, que no es una situación fácil porque aún hay presencia de los actores armados y pueda que se vayan, pero llegarán otros que en este momento no están en el territorio e invitó al gobierno nacional para que cope esas zonas y las comunidades puedan sentir de verdad la paz que todos están esperando.

José Grisales, obispo de la diócesis de Ipiales en la frontera sur entre Colombia y Ecuador, aseguró que la Iglesia Católica sigue con la misma esperanza de que el diálogo sea la solución a todos los problemas y que no sean las armas las que sigan causando atropellos a las comunidades.

Publicidad

“Este acercamiento e inicio de conversaciones debe tener como fin acabar con las confrontaciones porque esto solo deja muertos y deja una lista de seres queridos heridos que hacen parte de familias que ya no están y eso es lo que ya no quieren los nariñenses", indicó monseñor Grisales.

Afirmó que los colombianos quieren transitar a una sociedad pacífica: "En donde todos podamos en la diferencia coexistir y ayudarnos a crecer y desarrollar la nación", dijo monseñor Grisales.

Mientras que el obispo de Pasto, monseñor Juan Carlos Cárdenas, fue enfático en señalar “que la Iglesia siempre mira con esperanza cualquier ventana u oportunidad que se abra para buscar la salida pacífica a los conflictos en los territorios" y deseó que "este inicio de diálogos con los firmantes de la paz y que se apartaron de este proceso tenga todo el éxito para el bienestar de las comunidades que viven la guerra en sus territorios”.

  • Publicidad