Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Sinovac apoyará fabricación de vacunas en Bogotá: alcaldesa oficializó el convenio en China

El objetivo de este proyecto, según Claudia López, es que Bogotá recupere "la soberanía sanitaria de la ciudad en el país". Además, Sinovac lo ve como uno de los más importantes del mundo.

Claudia López
Claudia López en Los informantes
Foto: Los Informantes/Caracol Televisión

En medio de su recorrido por China,la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, confirmó que están listas las condiciones de negociación con Sinovac (empresa de ese país) para asegurar el funcionamiento de BogotáBIO, la fábrica de vacunas de la capital.

En abril pasado, el Distrito anunció la firma de un convenio con el Gobierno nacional, y la entonces ministra Carolina Corcho, para impulsar dicha fábrica, en la que la alcaldía invertirá $354.000 millones y el ministerio se encargará de la compra y distribución de las dosis en todo el país.

En ese momento se confirmó que la meta era iniciar operaciones entre 2025 y 2026 principalmente con la producción de varias vacunas, entre ellas contra el COVID-19 y que además se tendría el apoyo de un privado, que ahora se oficializa es Sinovac.

“Hemos cerrado los términos de la negociación con Sinovac para hacer BogotáBIO, nuestra fábrica de vacunas y farmacéuticos para que recuperemos la soberanía sanitaria de la ciudad y del país, y estemos mejor preparados para los desafíos de la salud pública y las pandemias del futuro”, publicó la alcaldesa en sus redes.

Publicidad

La firma que daría inicio al convención, según la mandataria, tendría lugar en Bogotá el próximo 18 de diciembre.

En la primera semana de octubre, Diana Calderón, la vicepresidenta de Asuntos Públicos de Sinovac en Colombia, le dijo a El Espectador que este proyecto estaba catalogado como “uno de los más importantes del mundo”.

Publicidad

Ahora también deberán ajustarse los cronogramas de construcción de la planta que cumplirá una de las etapas de la producción, avanzar con los trámites de certificación ante el Invima y definir la comercialización con el Gobierno nacional, pues, según también lo detalló El Espectador, lo esperado es tener precios más rentables frente a los que hoy se pagan a la Organización Panamericana de la Salud para otro tipo de vacunas.

Le puede interesar

  • Publicidad