Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

En el mercado de Barranquilla amanecieron regalando mangos maduros este miércoles

La medida que han tomado los comerciantes obedece a las bajas ventas que están generando pérdidas de cientos de alimentos que se pudren en las canastas.

Mangos.
Mangos.
Foto: Celio Arias.

Una escena cada vez se repite con más frecuencia en el mercado de Barranquillita. Carretilleros, carrromuleros o desprevenidos transeúntes reciben como regalo sacos de mango que no pudieron ser vendidos y que están a punto de dañarse.

No se trata de un aguinaldo, sino de una medida desesperada que está siendo tomada por vendedores estacionarios como Celio Arias, quien cuenta que de unas 50 toneladas defrutascon las que se abastecen, han tenido que regalar hasta 10 para evitar arrojarlo a la basura. Es decir, las ganancias se están regalando.

“Los días lunes, miércoles y viernes están entrando cinco camiones de mango y cada camión son 10 toneladas para un total de 50 pero ante las bajas ventas hemos optado por llamar hasta a las emisoras de radio para que la gente se anime a recoger las frutas antes de que se pudran”, explicó Celio.

Consideran que la situación obedece a la crisis económica que enfrenta el país que se ve reflejado en lo revelado por el Dane en el sentido de que en Barranquilla hay familias que solo pueden comer dos veces al día.

Publicidad

“No solo son mangos, también tenemos otras frutas como guineos, guayabas, papayas. Si no alcanzamos a venderlas hoy toca regalar o botar”, añadió el comerciante.

Informó que la crisis está tocando a sus hogares en esta época del año debido a las pérdidas que están registrando teniendo en cuenta que solo un bulto de mango les vale en promedio 90.000 pesos y una caja 30.000. Dinero que termina regalado o en el peor de los casos en contenedores de basura.

Publicidad

Insiste en que es necesario que las autoridades del Distrito acudan al mercado para entregarles otras alternativas para que puedan comercializar sus frutas.

Le puede interesar:

  • Publicidad