Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Más rápido llegan lluvias al Atlántico que ayudas humanitarias por parte de la UNGRD: comunidad

En San Juan de Tocaguá, Luruaco, de las 260 casas que tiene el pueblo, 200 están llenas de agua. En el Embalse del Guajaro fueron evacuadas 70 familias.

desastres por lluvias.jpeg
Destrozos en casas por lluvias en Atlántico.
Blu Radio.

Más rápido llegan las lluvias al Atlántico que las ayudas humanitarias por parte de la Unidad de Gestión del Riesgo, donde el desespero por el exceso de agua y el desplome de las casas llevó el pasado martes a dos comunidades a tomar las vías de hecho.

Por una parte fue bloqueada por siete horas la vía Cordialidad, que conecta a Barranquilla con Cartagena, por parte de los pobladores del corregimiento de Molineros, jurisdicción de Sabanalarga, quienes desde el domingo tienen el agua por la rodilla y la tierra seca lejos de sus casas.

Publicidad

La otra protesta fue en el corredor portuario, en la salida de Barranquilla a Santa Marta, donde los residentes del barrio Bendición de Dios alzaron la voz para que lleguen las bendiciones a través de donaciones de colchonetas, mercados y ropa.

Pero los que ni siquiera han tenido tiempo de salir a protestar son los habitantes del barrio Nueva Colombia, donde desde el domingo no paran de desplomarse las casas de madera y concreto que fueron construidas sobre una zona con problemas de estabilidad de terreno, pues para salvar lo poco que queda, les ha tocado con pico y pala en mano terminar de tumbar lo que queda de sus viviendas para conservar las rejas, puertas y ventanas ante que los ladrones se lo lleven.

Al censo de las 6:00 de la mañana de este miércoles, van 690 casas desplomadas, 80 de ellas están ubicadas en una cuadra en la que no quedó nada en pie, así lo contó Virginia Reyes, líder comunal del barrio.

"Se perdieron 80 ranchos, todos de una misma calle. La gran mayoría era de migrantes venezolanos y de colombianos retornados", indicó.

Publicidad

Pero la crisis no para. Por ejemplo, en el corregimiento San Juan de Tocaguá, del municipio Luruaco, de las 260 casas que tiene el pueblo, 200 están llenas de agua, por el desbordamiento de la laguna que bordea la zona.

En el Embalse del Guajaro fueron evacuadas 70 familias y otras 300 están pendientes a traslados porque se desbordó el cuerpo de agua.

Publicidad

Y así sigue el panorama, en medio de la presencia de unidades de socorro para censar y entregar las ayudas que solidariamente entregan los ciudadanos mientras llegan las del gobierno, una situación que hasta en el congreso de la república tuvo eco por cuenta del senador Efraín Cepeda, quien pidió acciones urgentes.

“Hemos visto con satisfacción como se llega rápidamente a otros departamento, y eso lo apoyamos, pero no podemos discriminar al departamento del Atlántico, con un municipio como Piojó y lo que estamos pidiendo es la presencia inmediata de la Unidad de Gestión del Riesgo, que también demoró para llegar cuando la cota del embalse del Guájaro se rebosó", dijo. 

Le puede interesar:

Publicidad

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.