Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Militares liberados en Nariño: "Solo pedíamos que no nos mataran"

Tras revisar el estado de salud de los militares, la Cruz Roja Internacional los trasladó vía terrestre hasta la ciudad de Pasto, Nariño, donde fueron recibidos por sus familias.

Militares liberados en Nariño
Foto Blu Radio.

"Todos los días pensábamos en la muerte, solo pedíamos que no nos mataran y nos dejaran ir porque nuestras familias estaban sufriendo mucho", dijeron en exclusiva para Blu Radio los soldados profesionales Edwer Paz Pantoja y Nelson Vásquez Reina, liberados sanos y salvos después de 41 días de haber sido retenidos por guerrilleros del frente Franco Benavides de las FARC-EP del Estado Mayor Central.

La entrega de los dos militares se hizo en la tarde de este jueves 28 de septiembre en el coliseo del corregimiento del Ejido, zona rural del municipio de Policarpa en la cordillera occidental en el norte de Nariño, hasta donde llegaron centenares de campesinos que fueron insistentes en sus mensajes y peticiones para que la guerrilla de las FARC dejara en libertad a los dos militares.

Vestidos de civil, los dos militares llegaron escoltados por varios subversivos de las Farc y manifestaron que fueron muy largas las siete semanas en cautiverio porque todos los días rezaban a la Virgen de las Lajas para que las fuerzas militares no estuvieran planeando rescatarlos por la fuerza.

Los dos militares habían sido retenidos el pasado 18 de agosto cuando transitaban por la vía que conduce al municipio de Cumbitara en Nariño.

Publicidad

Paz y Vásquez aseguraron que jamás pensaron en planear una fuga porque temían que algo malo les pudiera pasar, y dicen que aguantaron con paciencia y orando al Todopoderoso que llegara el día de su libertad.

soldados liberados en Nariño.
Foto Blu Radio.

"Siempre nos trataron bien, nunca violaron nuestros derechos y desde el primer día nos dijeron que estuviéramos tranquilos, que no nos iban a matar", dijo Vásquez Reina.

Publicidad

"Es muy difícil despertarse y darse cuenta de que no tienes a tu familia cerca. Después del segundo día de secuestro, le dije a mi compañero que no intentara nada, porque si él se iba, algo malo me podría pasar a mí", relató Vásquez.

Mientras tanto, el soldado Paz Pantoja dijo a Blu Radio que todas las noches pedía a Dios que terminara la horrible pesadilla. "Fueron momentos duros porque jamás pensé que me pasaría esto, y solo lloraba pensando en el dolor de mis hijos, esposa y padres", señaló Paz.

"Durante los 41 días siempre tuvimos miedo de que no pudieran matarnos y de no volver a ver a nuestras familias", aseguró Paz, quien no pudo contener las lágrimas al ver a su esposa que lo esperaba cerca del coliseo del corregimiento del Ejido.

"Nadie decía nada, nos movían de un lado a otro, siempre estuvieron muy atentos de nosotros, pero teníamos miedo y le pedía a Dios y a la Virgen de las Lajas que nunca nos rescataran por la fuerza, porque en 19 años de trabajo con el ejército, es la primera vez que me sucede esto, y pido perdón a mi familia por haberlos hecho llorar y sufrir tanto tiempo", precisó el militar.

Publicidad

Le puede interesar:

Publicidad

  • Publicidad