Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

¿Debería preocuparse por el impacto del coronavirus en su bolsillo?

Expertos coinciden en que no hay que generar grandes alarmas, pero sí se verá un decrecimiento en la economía.

338063_Blu Radio / Dinero / Foto: Referencia Blu Radio.
Blu Radio / Dinero / Foto: Referencia Blu Radio.

El anuncio de la OCDE que la economía mundial se verá frenada por cuenta del coronavirus bajando su previsión del 2,9% al 2,4%, no deja de un lado a Colombia, pero no genera grandes riesgos para la dinámica del país, según lo explican algunos expertos.

Luís Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, llamó a la calma pese a que es posible que los efectos del coronavirus puedan reducir el crecimiento de la economía nacional, con base en las estimaciones que ha generado la OCDE en las últimas horas.

“Respecto al canal financiero, el contagio desde el punto de vista de la desvalorización de nuestra moneda que ha afectado no solo a Colombia, sino a los mercados emergentes y seguramente va a continuar en la medida que haya incertidumbre y volatilidad por efecto del contagio del Coronavirus y por otro lado, el canal real, que está asociado al crecimiento económico mundial. A la manera como este virus podría reducir el crecimiento de la economía colombiana como lo ha dicho la OCDE y esto podría afectar el crecimiento, vía el canal de las exportaciones”, dijo Mejía.

Agregó que la estimación del crecimiento económico en el país que es de un 2,6% podría ser menor, pero que de todas maneras no generaría mayores afectaciones.

Mientras tanto, Erick Behar, profesor del CESA y de la Universidad de Ciencias Aplicadas Internacional de Berlín, explicó que la desaceleración se ha visto, por un lado, en términos de comercio internacional.

Publicidad

“La demanda de buques para poder mover mercancía mundialmente ha sido mejor, y que en los mercados internacionales, muestran cómo los inversionistas se están refugiando en bonos, para tratar de encontrar estabilidad”, dijo.

“En términos de exportaciones, si pensamos que China, más o menos recibe algo menos del 10% de las exportaciones colombianas, vemos que habrá una afectación para las empresas que están dedicadas a exportar a ese país”, agregó.

Claramente, el tema del petróleo es una variable fundamental, pero también tiene una implicación importante en los mercados financieros para Colombia en cuanto a la depreciación del peso. Vemos que, así como el real en Brasil, han tenido una depreciación que es la pérdida del poder adquisitivo de nuestra moneda con respecto a otras monedas como el dólar, el euro o el yen.

De otro lado, explicó que las afectaciones estarían dadas también con relación al turismo, a la demanda que mueve el crecimiento económico y que la incertidumbre puede generar tropiezos en decisiones de inversión, porque la alternativa de los inversionistas es esperar, refugiarse en algunos comodities en casos como el oro u otras monedas y posteriormente toman decisiones que podrían afectar a Latinoamérica. Esto pese a que el Ministerio de Comercio ha explicado, que si bien, las alarmas están encendidas, no hay de qué preocuparse porque los impactos no se han visto de manera sustancial.

“Hay algunos cinturones de producción, por ejemplo, en la industria farmacéutica que están ubicados por ejemplo en Mongolia, parte de China, que suplen al mundo de medicinas y que no funcionarían ahora a la misma velocidad como siempre ha acostumbrado. Eso puede llevar a la falta de disponibilidad de algunos productos. No se considera actualmente como algo grave o de alarma, pero se puede ver”, agregó Behar.

Por su parte, el académico Alfredo Barragán, manifestó que habrá un efecto temporal en el consumo y la dinámica del comercio porque como ocurre con los paros y manifestaciones, hay un periodo de enfriamiento, y ese enfriamiento va a afectar los indicadores globales de cualquier economía.

Publicidad

“Aunque Colombia no tiene casos alarmantes, a nivel global se generan alarmas y restricciones para la dinámica de la economía. Colombia depende muchísimo del comercio exterior, como deberían depender todos los países, eso implica una menor expectativa de crecimiento. Esperamos que pronto se recupere, porque seguramente habrá una vacuna que disminuya el efecto, y que la dinámica posterior a esa solución dinamice ese estancamiento que se ha visto en la economía y las transacciones internacionales y la dependencia del comercio exterior, se normalice, y que implique una dinámica mayor a la expectativa que se esperaba porque ha rezagado ese aspecto anterior. Si se retrasa la vacuna, Colombia se verá implicado y tendrá efectos globales, y el crecimiento interno que se tenía proyectado va a ser disminuido. Espero y estoy seguro de que no a ser así, sino que va a retomar mucha fuerza cuando se genere la solución.”, explicó.

 

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.