Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Madero rindió interrogatorio y aceptó su responsabilidad en 'chuzadas'

Madero fue enviado a la cárcel, específicamente al búnker de la Fiscalía, al considerar que su vida podría estar en riesgo en una cárcel.

315557_Fotos: BLU Radio / archivo
Fotos: BLU Radio / archivo

Juan Carlos Madero, quien sería el eslabón clave entre políticos, empresarios y una red de interceptaciones ilegales, rindió interrogatorio ante la Fiscalía y reconoció su papel dentro del escándalo que salpica al general (r) Humberto Guatibonza.

Vea también Juan Carlos Madero, implicado en chuzadas telefónicas, no aceptó cargos  

Además, el fiscal del caso, Daniel Hernández, reveló que Madero asegura que Benedetti pagó para que interceptaran a terceros como al abogado Jaime Lombana.

"Me reuní a finales de octubre de 2017 en las oficinas del senador Armando Benedetti en la avenida Circunvalar y la transversal tercera. Estuvo también la mano derecha de Benedetti y la esposa del senador.  Yo le expliqué los servicios que tenía Ahí me pidió la protección de sus dos celulares y el de su esposa y adicionalmente me pidió la investigación al celular Jaime Lombana de quien me entregó los números de celular con el fin de encontrar algo para usarlo en su contra, me dijo «yo lo que quiero es joderlo»", dice uno de los apartes de la declaración conocida por BLU Radio.

Además, dijo que por eso se le cobraron siete millones mensuales y fue enfático en que “quería saber qué estaba haciendo Lombana en contra de él”.

“Estos requerimientos se los informé al coronel salinas e iniciaron la investigación. Inicialmente se le cobraron siete millones de pesos mensuales”, dijo.

Publicidad

El ingeniero civil, investigado por llevar los mejores clientes a la empresa y cobrar un 25 % por cada uno de los trabajos, aseguró que se reunió con el senador Benedetti unas 10 veces y explicó los lugares en los que estuvieron juntos.

“Me reuní con el senador Benedetti desde octubre de 2017 hasta marzo de 2018 aproximadamente en 10 ocasiones en las oficinas de él en la calle 51, en una casa blanca de dos pisos con rejas negras. Me hacía seguir al segundo piso en una sala de juntas, ubicada al lado derecho subiendo las escaleras que tenía muebles y un televisor. En otra oportunidad me reuní con él en la sede política, en la Séptima con 47, una casa grande que consta de tres pisos en un salón grande, último piso a mano derecha. Ya era conocido por los de su oficina y me conocían como el ingeniero”, añadió Madero.

Madero también aseguró que tras cumplirse un mes en que no se encontraba nada, mandó a seguir a su hijo.

El senador quería resultados antes de final de año y solicitó el seguimiento al hijo de Lombana para sacarla a medios y perjudicar al abogado, que quería ver si el pelado consumía algún tipo de sustancia o estuviera en algún tipo de pelea, ya que decía que era muy agresivo y quería dañarle la imagen a Lombana”, leyó el fiscal.

Por este nuevo trabajo le habrían cobrado 40 millones de pesos. “Inicialmente me entregó 20 millones de pesos en efectivo, en un sobre sellado para iniciar el trabajo. Este seguimiento se realizó durante cuatro semanas por personal contratado por Salinas y me envió un informe sin el resultado que esperaba el senador, y entonces dejó de pagar. Solo nos pagó dos meses de lo acordado”, leyó.

El último acuerdo de pago fue por 200 millones de pesos, según contó, y tuvo que ver con unas cuentas bancarias del abogado Lombana en Curazao.

Publicidad

Sobre sus últimas reuniones con Benedetti, Madero aseguró que tiene videos que compartirá con la Fiscalía:

“Un día Salinas envío una información de unas cuentas que Lombana había abierto en Curazao y esa info. se le presentó al senador, pero dijo que quería algo más específico para actuar contra él, y Salinas me informó que para ese trabajo había que contactar a unos amigos en el exterior y se le cobró al senador 200 millones, pero no se concretó porque no pagó el anticipo, porque no estaba contento con el seguimiento al hijo. Se llegó a un acuerdo con el señor para entrarle [sic] una información parcial sobre las cuentas de Lombana en Curazao”.

Madero agregó que le entregué la información y “para no tener problemas más adelante con ellos” grabó la reunión con su celular “y mediante una filmación externa a través del celular de una amiga”, grabaciones que dice que entregará “voluntariamente a la Fiscalía”.

Finalmente, reveló que el empresario Euclides Torres también fue su cliente: “A mediados de noviembre me presentó a Euclides Torres en su oficina en la calle 51 para el contrato de servicio de protección de sus datos en sus dos celulares. Torres es el señor que financia la campaña a Benedetti y es socio de él, nos pagó tres meses de servicio”.

La juez del caso decidió cobijar con medida de aseguramiento a Madero, quien fue enviado específicamente al búnker de la Fiscalía, al considerar que su vida podría estar en riesgo en una cárcel.

-La defensa de Benedetti:

Publicidad

Horas más tarde del interrogatorio de madero, el senador Armando Benedetti negó todas las afirmaciones del ingeniero.

Benedetti insistió en que se trata de un complot en su contra promovido, supuestamente, por el propio ente acusador; el congresista afirma que no se ha reunido con Madero ni en su oficina ni en ninguna parte.

“Yo nunca me he reunido con ese señor y mucho menos para delinquir. Soy ajeno a cualquier actividad delictiva con la que ese señor me quiere enlodar”, puntualizó el parlamentario, al tiempo que calificó de falsos los señalamientos sobre el encuentro que, según Madero, tuvo con un emisario de Benedetti en un reconocido centro comercial del occidente de Bogotá.

“No hay derecho a que a mí me armen un desorden y una guerra mediática. Estoy tranquilo en ese sentido porque si a mí me mostraran la grabación donde yo me senté con el señor o el emisario mío le dijo vamos a delinquir, es que por qué no muestran eso. No hay nada”, concluyó.

Sobre la decisión de la Fiscalía de incluir al testigo Juan Carlos Madero en el programa de protección de testigos, el senador manifestó que esa forma de proceder del ente investigador demostraría que “se dan beneficios al que hable de Benedetti”.

Además, el parlamentario celebró que la Fiscalía vaya a compulsar copias a la Corte Suprema de Justicia para que lo investigue, pues señaló es lo que debió ocurrir desde el principio para garantizar su derecho al debido proceso, pues es el Alto Tribunal el juez competente.

Publicidad

 

 

 

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO