Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Suscríbase y reciba las historias y los hechos que son noticia en Colombia y el mundo
Activar
No activar

Publicidad

Reclutamiento de menores en Farc nunca fue considerado delito, falta grave sí: Lozada

El exjefe guerrillero rinde su versión ante la JEP. Dijo que tampoco conoció de situaciones disciplinarias internas por reclutamiento y que llamaban jóvenes para las milicias

Reclutamiento infantil - Carlos Lozada :: Fotos: AFP, imagenes de referencia.jpeg
Reclutamiento infantil - Carlos Lozada // Fotos: AFP, imagenes de referencia

El senador del partido Farc Carlos Antonio Lozada, excomandante de la desmovilizada guerrilla, aseguró que el reclutamiento de menores en las filas de la organización subversiva nunca fue considerado como un delito al interior de la organización.

Lozada rinde versión ante la JEP y al preguntar si el reclutamiento de menores de 15 años era considerado delito, o se hacían consejos de guerra por ello, respondió: “No, siempre estuvo a nivel de falta grave la violación de las normas de reclutamiento, pero nunca fue considerado delito".

Lozano habló de los diferentes niveles de las sanciones por involucrar a menores en la guerra.

(Podía ir) de un llamado de atención a la persona o al estado mayor del frente en el cual fue realizado la violación en la política de reclutamiento o la asignación de trabajos, tareas ya sea de orden práctico o material, como de elaboración de documentos o autocriticas que era lo que estaba establecido para faltas. Ya en el caso de delitos, la sanción era distinta”, dijo.

El ahora legislador contó que en la década de los 80 empezaron a llegar menores de 20 años y en los 90 muchos más jóvenes.

Según Lozada, cada 3 meses el personal debía reportarse todas las novedades incluidas géneros y había unos informes detallados que se daban específicamente cuando se pedían las hojas de vida “en donde necesariamente estaba la edad”.

Publicidad

“Los comandantes superiores eran quienes concentraban la información”, aseguró Lozada, al tiempo que aseguró que no tuvo responsabilidad de personal.

El exjefe guerrillero reconoció que se dieron posiblemente muchas violaciones a los supuestos reglamentos que tenía la guerrilla en el tema de reclutamiento, pero que no conoció sobre acciones disciplinarias por el reclutamiento de menores.

Manifestó que supo de circulares y charlas del comandante de Bloque Oriental Jorge Briceño en el sentido de llamar la atención por violación de la política de ingreso, pero no a qué unidades y qué áreas.

Al preguntar si las reuniones con la comunidad eran una estrategia para reclutar menores de edad, Lozada respondió que las reuniones con distintas formas organizativas eran una estrategia para atraer integrantes a la organización.

“Se buscaba que los muchachos cayeran en esos vicios y se daba relacionamiento con los jóvenes y se dictaban cursos para ingresar a las milicias”, declaró.

“En los documentos lo que estaba establecido es que los guerrilleros no recibíamos recursos, sino dedicar la vida a la lucha por la transformación del país. Internamente no había circulación de dinero, se daban viáticos para realizar tareas, pero no se hacían ofrecimientos, porque era un engaño”, añadió Lozada, quien añadió que unidades guerrilleras podrían con engaño llamar al conflicto inclusive a menores de edad.

Publicidad

Lozada manifestó que es posible que en algunas zonas la guerrilla se les prometiera, por ejemplo, ayudar a sus familias. Sin embargo, sostuvo que eso era una “irregularidad” y un engaño.

“Seguramente se presentaron centenares de irregularidades, pero no puede hablarse de una política sistemática de engaño”, sostuvo Lozada.

“Había permanentemente violaciones de las normas y de los estatutos y puede ser que en las asambleas vinieran quejas represadas (…) esas tensiones que terminaban aflorando y terminaban con castigos”, complementó.

“Yo ingrese siendo menor, tenía 17 años”, contó Lozada y que aunque pidió el retiro de las filas, su respuesta llego 6 meses después, cuando ya se había adaptado a la guerra.

Según él, los menores que lograron salir de las Farc en medio de la guerra fueron abandonados por el Estado y no había una política para atenderlos.

En su versión ante la JEP Lozada contó cómo ante los avances tecnológicos para rastrear a la guerrilla, desde 2008 se tomó la decisión de borrar los archivos sobre operaciones y “absolutamente toda la información que pudiera facilitar” y solo se creaban archivos de orientación política. Dijo que seguramente algunas unidades, de manera “irregular” quedaron con algo de información.

Publicidad

Manifestó que el secretariado fue perdiendo la comandancia y que los comandos empezaron a ordenar en cada una de sus unidades.

También dijo que no se sienten orgullosos de cometer conductas irregulares en medio del conflicto como el reclutamiento de menores, pero que era en su momento la dinámica de la guerra.

La JEP debe definir cuando continúa la versión en medio del caso 07 por reclutamiento de menores.

Escuche esta información en el noticiero del mediodía en Mañanas BLU 10:30:

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO