Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Denme la oportunidad de irme de este mundo sabiendo dónde enterré a mi hijo: víctimas a exFarc

Las víctimas solicitaron que los excomandantes de la guerrilla entreguen más información y detalles de cada caso en particular.

Víctimas de las Farc.jpg
Víctimas de las Farc
Foto: suministrada

Las víctimas de secuestro estuvieron frente a los miembros del antiguo secretariado de las Farc durante tres días. Ellos reconocieron su responsabilidad en casos de secuestro, así como tratos inhumanos, trabajos forzados, violencia sexual y otros delitos que sufrieron las personas que fueron secuestradas por las Farc.

Aunque las víctimas aceptaron, en el reconocimiento se escucharon algunos reclamos y solicitudes para que los excomandantes de la guerrilla entreguen más información y detalles de cada caso en particular, con el fin de avanzar en el proceso de perdón y reparación.

Publicidad

Vladimiro Bayona fue la primera víctima que tomó la palabra en la última diligencia. Su hijo Alexander fue secuestrado el 18 de marzo de 2000, en Palmira, Valle del Cauca.

Aseguró que él puede avanzar en el proceso de perdón, pero cuando conozca lo sucedido con su hijo, pues, hasta el momento, no tiene ninguna información de lo que sucedió con él tras el secuestro.

“Denme esa oportunidad de irme de este mundo sabiendo dónde enterré a mi hijo porque hay es una ley natural que sean los hijos los que entierren a sus padres, pero no nosotros, no nosotros”, señaló entre lágrimas.

En esta última parte de las audiencias, las víctimas han hecho algunas preguntas y solicitudes a los miembros del secretariado sobre todo para que aclaren la situación en la que murieron o desaparecieron muchos de sus familiares tras haber sido secuestrados.

Publicidad

Augusto Elías Hinojosa vivía en Patillal, Cesar, en el año 2001 y tanto su hermano como su primo fueron secuestrados y desaparecidos.

Cuando Hinojosa y su papá trataron de buscar información fueron amenazados y desplazados y, a la fecha, no saben nada sobre él. Su padre murió hace dos años esperando respuesta sobre el paradero de su hijo.

Publicidad

“Yo logré estudiar con mucho esfuerzo y en mi calidad de empleado viajo mucho, yo aspiraba en esos viajes encontrar a mi hermano porque eran tantas las ganas de encontrarlo con vida, que yo lo deseaba encontrar así fuera loco o que fuera un indigente y rescatarlo de eso, porque nunca tuvimos una respuesta de si a ellos los habían asesinado”, detalló.
Augusto Elías Hinojosa

Por su parte, Angie Daniela Arandia explicó que ella ya perdonó a la antigua guerrilla de las Farc por el secuestro de su padre, pero que no ha podido cerrar el pasado pues para ella es importante conocer los detalles de lo que sucedió con él para poder avanzar hacia la reconciliación; ella, en ese momento, tenía 7 años.

También le pidió al secretariado reconocer los tratos indignos y las torturas que sufrieron las víctimas de secuestro.

“Les pido que en el compromiso que tienen y, como acto restaurativo, que encuentren a ese alguien que sepa o que haya escuchado o compartido con mi papá y me permitan seguir creando memoria de él, que me permitan conocerlo y que le permitan a mi niña interior de 7 años sanar el vacío de no tener a su papá”, puntualizó.

Publicidad

Le puede interesar: escuche el podcast El Consultorio

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.