Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

“La mala ortografía es el mal aliento de la escritura”: Linero analiza error de vocero de Fecode

Pertenezco a esa generación en la que nos bajaban puntos en la nota de los exámenes por las fallas ortográficas.

alberto linero .jpg
Alberto Linero
Foto: Alberto Linero

Me tocó escribir la palabra excepción 500 veces, estaba en quinto de primaria y la había escrito mal. Pertenezco a esa generación en la que nos bajaban puntos en la nota de los exámenes por las fallas ortográficas. Por eso, siempre he estado atento a mejorar en el uso de las reglas gramaticales. Entiendo que la ortografía nos exige escribir y usar correctamente las palabras y todos los signos auxiliares que componen nuestro lenguaje, y que en parte sirve para que podamos entender lo que leemos.

Hoy pareciera que estas reglas se desperdician, de hecho, muchos creen que basta con que se entienda, con que se pueda comprender el sentido de los mensajes que se quieren comunicar, y no tienen cuidado con escribir bien. Si miramos las redes sociales, encontramos personas muy mal preparadas o que prestan poca atención y terminan posteando cosas muy mal escritas que demuestran que han leído poco. Las redes cada vez más van dándole la espalda a las reglas ortográficas.

Pienso, por ejemplo, en la noticia de ayer, en la que uno de los directivos de Fecode tuvo un error de este tipo en uno de sus trinos: en lugar de escribir “malintencionada” con c de casa, terminó escribiendo “mal intensionada”, con s y separado. Las críticas, por supuesto, no se hicieron esperar.

Creo que es un error que puede ocurrirle a cualquiera, pero no creo que sea algo que debamos normalizar, tenemos que ser capaces de aprender cada vez más sobre las reglas de la escritura, y creo que lo primero que hay que hacer para lograrlo, es ser buenos lectores. Quien lee, puede identificar la composición de cada palabra, y si bien es cierto que no se las aprende todas, porque son muchísimas, sí amplía sus conocimientos sobre cómo se escriben la mayoría de ellas.

Yo tengo que decir que a pesar de mi esfuerzo, algunas veces fallo ortográficamente, pero no me quedo allí, sino que busco las reglas y las aprendo, intento echar mano de raíces griegas y latinas que conozco para tratar de precisar, y cuando me equivoco, me exijo no volver a fallar. Lo cierto es que no es un tema para crucificar a nadie, pero sí es un llamado de atención a formarnos para conocer nuestro lenguaje, que sin duda es para mí uno de los más hermosos del planeta. La mala ortografía desdice de nuestra preparación académica y como dice Héctor Abad: “La mala ortografía es el mal aliento de la escritura”.

Escuche la reflexión de Alberto Linero en Mañanas BLU:

Publicidad

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.