Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Nadie debe estar donde no quiere porque termina amargándose y amargando a los que están a su lado

La mayor respuesta mostraba que los oficios que generan más insatisfacción son aquellos que incluyen tareas en solitario, sin contacto con sus compañeros y aquellos en los que se tiene que trabajar estableciendo relaciones con publico impaciente y tenso ante las dificultades.

Alberto Linero (8).jpg
Alberto Linero
Foto: Blu Radio

Ayer leía una nota de prensa en la que se comentaba un estudio de la Universidad de Harvard realizado a más de 650 profesionales a propósito de los empleos que causan más infelicidad.

La mayor respuesta mostraba que los oficios que generan más insatisfacción son aquellos que incluyen tareas en solitario, sin contacto con sus compañeros y aquellos en los que se tiene que trabajar estableciendo relaciones con publico impaciente y tenso ante las dificultades.

La nota me hizo pensar en la relación que debemos sostener con el trabajo. Que para mí debe estar marcada por tres realidades: Una alineación entre el ser y el hacer, definitivamente debemos trabajar en aquello a lo que nos empujan nuestras habilidades y capacidades; hacer un oficio para el que no tenemos destrezas termina siendo fuente de amargura y frustración. Por otro lado, tiene que gustarnos lo que hacemos; hay que sentir placer por cumplir con las obligaciones de nuestro trabajo.

Ir al lugar de trabajo a sufrir y a pelear con los compañeros nos hunde en nuestro propio infierno. Y por último, tener claro cuáles son los beneficios materiales y psicológicos que nos genera hacer este trabajo; nadie trabaja simplemente por placer, lo hace también para conseguir los recursos que requiere para vivir dignamente.

Publicidad

Por eso, cada uno debería en su trabajo y en el lugar que lo ejerce, propiciar pensamientos claros, bondadosos, solidarios y constructivos, así como emociones de bienestar que se expresen en las mejores actitudes. Hay que cuidar la relación con los compañeros, respetarlos, tratarlos con amabilidad buscando siempre complementarse en pro de realizar la misión que los junta. Nadie debe estar donde no quiere porque termina amargándose y amargando a todos los que están a su lado. Ojalá todos podamos encontrar ese espacio laboral o proyecto que nos permita ser felices.

  • Publicidad